Aires de sit-com, sin risas enlatadas (Crítica de ‘Off-Topic’)

CRÍTICA: Domingos en El Esconditeatro

Sit-com en El Esconditeatro.
Es el primer montaje largo que acogen las cuatro paredes de una sala nacida para lo micro.

Los domingos, El Esconditeatro enseña la joya de su corona: "Off Topic". Es el primer montaje largo que acogen las cuatro paredes de una sala nacida para lo micro, y la producción es enteramente propia: Miguel de Juan ha escrito el texto y dirige la obra y Diego Sanchidrián lleva los mandos técnicos. No digo ‘joya de la corona’ sólo por eso, que ya es bastante: "Off Topic’ es también un divertido e interesante salto cualitativo respecto a lo que he visto allí (que es mucho y generalmente bueno).

Sentado en la sala, durante la representación, no pude evitar sentirme público de sit-com. Miguel de Juan ha escrito y dirige una historia que tiene las virtudes de ese género televisivo: ritmo, personajes definidos, humor certero y sin alambique. Friends, 7 vidas, Cómo conocí a vuestra madre… ¿Ven la línea? Por ella transita el montaje, una aleación efectiva de risa y suspense, que tiene como protagonista a una compañía teatral en apuros para estrenar su obra más reciente. Sin pomposidades, "Off Topic" presenta un gracioso micromundo de personajes y manías y traumas y miedos en equilibrio frágil.

Ligereza, por cierto, no es sinónimo de vacío. Por eso "Off Topic" puede mover a pensar sobre la profesión teatral, sobre la vida de los actores. ¿Qué es, la vida de los actores? ¿Una ramificación de su trabajo, el aparataje de afectos, rutinas y ocios que se les ha ido acumulando en el ejercicio de una profesión? ¿O es un afluente de ese trabajo, es decir, el cauce de experiencias y reflexiones que les han hecho llorar y reír fuera de tablas, y sin las cuales no podrían llorar ni reír sobre el escenario? Probablemente sea las dos cosas y probablemente sea ninguna; esto es, en cada actor y actriz será de una manera.

De la profesión saben un rato la mayoría de los intérpretes: Jesús Cabrero, Marta Lado, Borja Maestre, Elena Martinaya, Miguel Ángel López y Ana Pascual. Por eso pueden darle cuerpo a sus personajes y juguetear hábilmente (ninguno desentona del buen nivel general) con los matices de cada uno. Llenan un espacio escénico nada convencional (la puesta en escena acoge varias estancias y maneja con agilidad diferentes planos) que se ve ampliado con algunos muy cuidados toques de vídeo. Lo único que le falta a "Off Topic" para ser una sit-com son las cámaras. Ah, y las risas enlatadas; las que hay son de verdad.

Facebook Comments