Ricardo III

Claudio, tío de Hamlet

Sinopsis:
"Claudio, tío de Hamlet" surge de una hipótesis sencilla pero plausible. ¿Y si Hamlet retrasa constantemente la venganza prometida al espectro de su padre porque en el fondo sabe que Claudio tiene razón? ¿Por qué hay motivos suficientes como para pensar que es mejor otro rey, diferente al rey Hamlet?.

Se nos ocurre que tal vez el retrato de Shakespeare sea sesgado. Nos preguntamos si no es posible que el difunto rey Hamlet no fuera tan loable y si pudiera ser que acaso su hermano no fuera tan claramente despreciable. Volvemos al texto de Shakespeare y encontramos en él que la descripción del difunto rey, al que ensalza, es el retrato de un rey belicoso dispuesto a exponer a su reino a las miserias de la guerra para salvaguardar su orgullo. Encontramos a la esposa y la reina de un hombre fantástico colaborando para asesinarlo, y me pregunto por qué Gertrudis haría una lección tan funesta. Encontramos a un hijo con una misión sagrada hacia su padre que no se decide nunca a realizar, y nos preguntamos si no hay más razones que las que nos cuenta Shakespeare para que Hamlet hijo demore constantemente la venganza exigida por el espectro de su padre.

En este montaje hemos querido darle voz a un personaje históricamente menospreciado, hemos querido visitar un lugar que ya es común (el Hamlet de Shakespeare) desde una nueva prespectiva y jugar con el contraste entre lo que nos cuentan y lo que esperamos encontar. Desde esta perspectiva a través de un personaje equivocado pero con buenas intenciones, reflexionamos sobre la voluntad, el poder y los límites del individuo.

Intérpretes:
Ernesto Arias
Eduardo Mayo
Verónica Ronda

Dirección: Antonio C. Guijosa
Producción: Rajatabla Teatro
Escenografía: Mariona Julbe
 

Relacionados

¡Comparte tu opinión!

Claudio, tío de Hamlet, Teatro Clásico

Categorías