Festival Internacional de Teatro de Mérida

Don Gil de las calzas verdes

Sinopsis de "Don Gil de las calzas verdes"

Doña Juana se ha trasladado de Valladolid a Madrid disfrazada de hombre para buscar a Don Martín, quien, después de darle palabra de matrimonio, se fue a Madrid con el falso nombre de Don Gil de Albornoz, para casarse con Doña Inés. Doña Juana, para recuperar a su prometido, toma el nombre de Don Gil (que siempre va vestido con calzas verdes) e intenta enamorar a Doña Inés, prometida de Don Gil de Albornoz (en realidad, Don Martín). La comedia se complica, pues Doña Juana tiene que hacer el papel de hombre, como Don Gil, y de mujer, como Doña Elvira, otra falsa identidad que se crea ella misma para poder congeniar con Doña Inés, esta vez de mujer a mujer. Doña Inés va a enamorarse de Don Gil, pero el enredo no acaba aquí.

Don Gil de las calzas verdes es una comedia de intriga y enredo obra de Tirso de Molina. Se sabe que fue estrenada en Toledo, en el Mesón de la Fruta, en julio de 1615, por parte de la compañía de Pedro de Valdés. Se publicó por primera vez en 1635, en la Quarta parte de las comedias del Maestro Tirso de Molina editadas por Francisco Lucas de Ávila, sobrino de Tirso.1 Es considerada una de las obras más logradas del teatro barroco español, por la calidad de su trama de enredo.2 Es un ejemplo destacado de uno de los recursos más habituales de la comedia nueva creada por Lope de Vega: el de la doncella disfrazada de varón.

Equipo artístico y técnico de "Don Gil de las calzas verdes"

Intérpretes:
Sara Moraleda
Natalia Erice
María Besant
Jorge Muñoz
Rafael Maza
Samuel Viyuela

Dirección: Hugo Nieto
Autor: Tirso de Molina

Historia de "Don Gil de las calzas verdes"

Se han cumplido más de cuatrocientos an~os del estreno de "Don Gil de las calzas verdes" en julio de 1615 en el Mesón de la Fruta de Toledo, (hoy Teatro Rojas) y es un buen momento para revisar y reinterpretar este gran clásico de Tirso de Molina, una de las comedias más complejas de todo el repertorio barroco. La idea de este estimulante proyecto surge en el marco de 'Ensayando un clásico', proyecto promovido por la Fundación del Festival Internacional de Teatro Clásico de Almagro y dedicado en su primera edicio´n a La mujer en Tirso de Molina.

Convención, ritmo, códigos, enredos, amores, celos y teatro son sus ingredientes. Un 'Ensamble' de seis actores con un espíritu 'Bufo', que se enmascaran en los personajes principales, satirizando y alimentando esta sucesión alocada de apariencias y embelecos que es "Don Gil de las calzas verdes". Un coro que juega con una dramaturgia que agiliza versos, escenas, y clarifica la intrincada trama.

Esta perfecta máquina de enredo sigue divirtiéndonos y asombrándonos. Y ese es también el objetivo principal de este montaje que dirige Hugo Nieto y cuya versión corre a cargo de Alberto Gálvez: La comedia. La risa y el asombro lo van a servir tres actrices (Sara Moraleda, Natalia Erice y María Besant) y tres actores (Jorge Muñoz, Samuel Viyuela y Rafa Maza), en clave de Comedia del Arte, y en forma de coro. El pícaro Caramanchel hará las veces de Maestro de Ceremonias.

La obra se sitúa en un espacio-tiempo 'atemporal' con elementos de época que nos acercan el clásico y respetando, claro está, la moral del XVII para no restar fuerza a la comedia. Todo se ha cuidado al máximo, desde la luz a cargo de Felipe Ramos, el vestuario de Paola de Diego o la música, que en su componente rítmica es interpretada en directo por los actores durante momentos de la representación de la comedia, e interacciona constantemente con la música hablada que es el verso. Miguel Magdalena, fundador y miembro de la reconocida y multipremiada compañía Ron Lalá, es el autor de la composición musical.

Una puesta en escena, esta que ha realizado Hugo Nieto, que cuenta con todo el empaque del Siglo de Oro pero con la fuerza, agilidad y frescura de una versión contemporánea.

Doña Juana, una mujer desesperada que ha cruzado todos los límites que conocía, víctima de un amante sin escrúpulos y a las puertas de una ciudad ajena, debe recuperar el honor perdido. En el camino aprenderá una lección muy de su tiempo: que la falsedad es la medida de todas las cosas, que apariencia y realidad son asuntos muy distintos y que a la mentira hay que vencerla con sus propias armas.

Don Gil de las calzas verdes

Relacionados

¡Comparte tu opinión!

1 Noticias relacionadas

Don Gil de las calzas verdes, Teatro Clásico

Categorías