Ricardo III

Duet For One

Tras recibir el Premio MAX 2015 a la Mejor Producción Privada de Artes Escénicas, vuelve a la cartelera durante solo 15 funciones.
Una obra inspirada en la vida de  Jacqueline du Pré y en la que Juan Pastor vuelve a los teatros entregando el testigo a su hija María en escena.

Stephanie Abraham es una reconocida violonchelista casada con un director y compositor de fama mundial. Aquejada de esclerosis múltiple se ve obligada, en la cumbre de su carrera, a interrumpir su actividad musical para siempre. Empujada por su marido acude a un prestigioso psiquiatra para tratar una depresión profunda. Durante las sesiones, convertidas a veces en un verdadero “combate” con el psiquiatra, Stephanie transita por su tratamiento con el humor más sarcástico, el lirismo más conmovedor y las explosiones más coléricas, debido a su carácter de “artista temperamental”.
Poco a poco se irá enfrentando contra sus verdaderos fantasmas y el terrible sentimiento de pérdida guiada por el Dr. Feldman, empeñado durante el tratamiento en descubrirle otro mundo lleno de diferentes propósitos vitales que sustituyan a su pérdida irreparable. Pero los tratamientos utilizados hasta ahora para encontrar propósitos válidos, ¿sirven hoy en día, cuando descubrimos que vivimos en un universo cada vez más complejo para nuestras limitadas percepciones?

La superación personal a través de la creación artística y la búsqueda de nuevos propósitos vitales resultan temas centrales en esta pieza. ¿Qué pasaría si repentinamente nos encontráramos en un mundo carente de toda actividad artística? Descúbrelo en Teatro Guindalera.


Intérpretes:
Juan Pastor
María Pastor

Dirección: Juan Pastor
Autoría: Tom Kempinski
Ayudante de dirección: José Bustos
Vestuario y Ambientación: Teresa Valentín-Gamazo
Iluminación: Sergio Balsera
Asesoría terapeuta: Ignacio Jaenicke
Ayudante de producción: Julio Provencio
Comunicación y Prensa: Manuel Benito y Raquel Berini

Relacionados

¡Comparte tu opinión!

5 Noticias relacionadas

Duet For One, Drama

Categorías