Ricardo III

El fantástico Francis Hardy, curandero

Sinopsis:
La obra habla sobre las mentiras que nos contamos a nosotros mismos para evitar la realidad, sobre cómo tejemos nuestra memoria para anestesiar nuestros dolores utilizando parte de nuestra verdad para crear ficción. Habla sobre cómo reinventamos nuestro pasado, aunque la verdad de aquellas vidas termine por traicionar esas ficciones.

Los personajes de la obra, que habitan lugares más allá del tiempo, encuentran una vida en el presente hablando de sus acontecimientos pasados, de su verdad subjetiva, dando diferentes puntos de vista sobre una historia de amor y odio, éxito y fracaso.

"Frank" no comprende sus dones, se cree un genio o un embaucador. Atormentado por su talento no se comprende a si mismo, siendo capaz de magníficas obras y de los fallos mas abyectos. Además, su don no le permite vivir en paz. Pero Frank está retratado mucho mejor por Grace, su pareja, un personaje trágico, lleno de coraje, entrega y amor, y todavía mejor por Teddy, su representante, una cómica y doliente encarnación del mundo del espectáculo. Ambos nos muestran de forma valiente y desnuda sus íntimas vidas, condicionadas por el talento del genio.

Una metáfora y una reflexión sobre el arte, sobre la frágil dependencia del artista ante la casualidad del talento, que muestra cómo cualquier don espiritual o artístico es a la vez un maleficio y una bendición.

Intérpretes:
Bruno Lastra
María Pastor
Felipe Andrés

Dirección: Juan Pastor
Producción y ambientación: Teresa Valentín-Gamazo
Dramaturgia: Brian Friel
Traducción: Manuel Benito
Iluminación y espacio escénico: Juan Pastor 

Relacionados

¡Comparte tu opinión!

2 Noticias relacionadas

El fantástico Francis Hardy, curandero, Espectáculo

Categorías