Ricardo III

El viaje del actor

Basada en piezas del conocido dramaturgo ruso Anton Chéjov, la comedia  El viaje del actor invita al espectador a descubrir el mundo interior del teatro y a recorrer, junto a una compañía de cómicos, el trayecto final de un personaje imprescindible y espléndido en la historia universal del viejo arte de Talía.

Con la energía y la creatividad de un artista del renacimiento, esta figura genuina del hombre de teatro 'completo' (autor, protagonista, director de escena, empresario de la compañía y maestro de actores) provoca reflexiones sinceras y actuales sobre el verdadero sentido del arte en la sociedad, la condición del actor o el relevo generacional en los escenarios, entre otras cuestiones de candente actualidad.

En una lección magistral de interpretación actoral, el viejo maestro, con la generosidad infinita de los grandes artistas, pasa el testigo a la joven actriz debutante que representa el futuro, la vitalidad y, sobre todo, la continuidad del arte (el de los antiguos cómicos) tan viejo como el mundo, pero débil y efímero como el rocío del amanecer.

Un hermoso canto a la dignidad humana, desde el compromiso vital, ético y profesional del arte escénico con la transformación de la sociedad en la búsqueda de un mundo basado en los derechos del ser humano, en la paz y en la solidaridad. En definitiva, en la construcción de un lugar más justo para quienes nos sucedan, como defendió el propio autor a lo largo de su vida.

Relacionados

¡Comparte tu opinión!

El viaje del actor, Teatro Clásico

Categorías