Ricardo III

Godoy y yo

"Cuando era pequeño, recuerdo a mi padre decir muchas veces aquello de soñar no cuesta nada. Le oí decir también, cuando me jubile voy a ser esto o lo otro, lo del más allá, efectivamente, al poco tiempo de jubilarse se fue al más allá, su sueño se cumplió. Debo decir que no se fue muy contento que digamos, de ser por él, se hubiese quedado un tiempo más con nosotros.

Tengo la enorme suerte de ser un voraz soñador. Para mi el soñar, imaginar, inventar, crear, utilizar diametralmente la ficción, la ilusión y la mentira me hace más libre, hago lo que quiero con mi vida. Sueñen queridos míos. Yo creo que hasta tienen la obligación de soñar. Ya verán qué bien se van a sentir siendo libres de volar con la imaginación.

Muchas gracias por venir al teatro, la cuna de la ficción, de la ilusión, la imaginación, la mentira y del soñar. Que ustedes sueñen bien.

Godoy

 

Relacionados

¡Comparte tu opinión!

Categorías