Ricardo III

La fiesta de los jueces

Basada en El cántaro roto, farsa costumbrista del dramaturgo alemán Heinrich von Kleist en la que se fustiga la corrupción de la justicia de su tiempo, esta versión pretende extender la sátira hacia nuestro propio y peculiar sistema judicial, cuyo funcionamiento, en ocasiones, recuerda inquietantemente al trazado por el escritor alemán; aunque eso sí, revestido de valores, conductas y procedimientos de inequívoca denominación de origen.

Imaginemos que, como colofón de un solemne acto institucional, los magistrados del Consejo General del Poder Judicial deciden llevar a cabo la representación de esta clásica comedia. ¿Qué podrá suceder? ¿Serían capaces de aunar sus distintas sensibilidades para llevar a buen término esta iniciativa escénica? ¿Sentirían grandes diferencias en el ejercicio de su nueva función de titiriteros respecto a la que habitualmente desempeñan en las salas de los juzgados o en los medios de comunicación?

¿Serían capaces de ponerse en el lugar de otros personajes distintos a ellos mismos? ¿Soportarían ser juzgados por un incierto jurado popular sentado en un confortable patio de butacas? ¿Se procesarían los unos a los otros? ¿Los jueces tienen sentido del humor?

Todas estas preguntas y muchas otras hallan respuesta en el espectáculo que aquí se presenta; un espectáculo que difunde un claro mensaje (y nunca mejor dicho) dictado por la sabiduría popular: nuestra justicia es un cachondeo.

Relacionados

¡Comparte tu opinión!

1 Noticias relacionadas

La fiesta de los jueces, Comedia

Categorías