Ricardo III

La gente fea no se baña en la playa

El mismo gesto – por ejemplo, quitarse la camiseta en la playa – puede ser cotidiano para muchos y trágico para unos pocos. La gente fea no se baña en la playa trata sobre la gente que sufre una indescriptible angustia al sentirse observada.
Esta obra es, por lo tanto, una tragedia sobre cosas pequeñitas y grandes a la vez y todo junto. Y son tragedias tan pequeñitas, tan pequeñitas o, por mejor decir, tragedias sobre cosas tan pequeñitas, tan pequeñitas, que son cómicas.

La playa es un lugar terrible. Es maravillo y terrible a la vez. Es maravilloso para quienes pueden quitarse la camiseta con absoluta tranquilidad y es un lugar terrible para quienes quitarse la camiseta supone un esfuerzo titánico.
Los protagonistas de esta nuestra historia pertenecen al segundo grupo, a quienes consideran un suplicio despojarse de la camiseta aunque estén en la playa y lo habitual en la playa sea despojarse de la camiseta.
A través de su angustia, de su miedo, de su zozobra y de su torpeza, asistiremos a un espectáculo sobrecogedor en el que la risa podrá congelársenos incluso bajo el sol abrasador de la playa. Es un espectáculo para reír…, ¿o no?


Intérpretes:
Antonio Leiva
Antonio Romero
Karla Meneses

Dramaturgia y Dirección: Juan Alberto Salvatierra
Compañía: Los Feos Teatro

Relacionados

¡Comparte tu opinión!

La gente fea no se baña en la playa, Comedia

Categorías