Ricardo III

La importancia de llamarse Ernesto (Alfredo Sanzol)

Sinopsis:
Dice Paco Nieva de “La importancia de llamarse Ernesto” que “es la comedia menos realista que cabe darse. Es como si se desarrollase en un sueño (…). Vamos de lo pequeño a lo monumental, de la anécdota a la categoría. En el teatro todo lo que es mentira es verdad. En el teatro hay que fiarse de las apariencias, porque las apariencias en el teatro lo son todo (…)”. Y dentro de estas apariencias se enmarca la historia del maletín que fundamenta el resto del argumento: en su día la Señora Prism tuvo un ligero despiste, y confundió al bebé que tenía a su cargo con el manuscrito de una novela que se encontraba escribiendo. Así que olvidó al bebé dentro de una maleta, mientras en el carrito se llevaba cubiertas con una mantita las páginas de su libro. "La importancia de llamarse Ernesto" es una comedia despiadada y excéntrica, perfecta, bella y onírica como la vida de una rosa en las extrañas paredes de un jardín vertical.

Intérpretes:
José María Asín
Iratxe García Uriz
Txori García
Marta Juániz
Patxi Larrea
Pablo del Mundillo
Aurora Moneo
Leire Ruiz

Dirección:
Alfredo Sanzol
Compañía: Producciones Teatro Gayarre
Autoría: Oscar Wilde
Adaptación: Alfredo Sanzol y José Padilla
Escenografía e iluminación: Tomás Muñoz
Vestuario: Alejandro Andújar 

Relacionados

¡Comparte tu opinión!

La importancia de llamarse Ernesto (Alfredo Sanzol), Comedia

Categorías