Ricardo III

La imposibilidad física de la muerte...

La imposibilidad física de la muerte en la mente de alguien vivo, por Teatro Xtremo. Amo la obra de Hirst. Amo como ha hecho que los sirvientes sean ellos. Amo como ha jugado con el mercado. Amo como ha recogido el testigo de Picasso. Lo Amo como amo a Warhol. Amo que lo envidie Vargas Llosa. Amo que no sea un esclavo. Amo ese maldito tiburón. Amo como se ha convertido en el puto amo.

En septiembre de 2008, mientras el mundo cruzaba los dedos por el colapso de Lehman Brothers, Damien Hirst se lió la manta a la cabeza y subastó en Sotheby’s 223 obras puenteando a sus galeristas de siempre. Recaudó 111 millones de libras (135 millones de euros), récord en una sola subasta. Un día antes, el crítico de arte de ‘The Observer’, Peter Conrad, confesó: “Tengo que admitirlo: estaba equivocado con Hirst”. Y explicó que sólo al pasear por los salones de Sotheby’s comprendió la magnitud de su obra. “Era yo el cínico, tan distraído por la charlatanería de Hirst que había minusvalorado al artista." (Walter Oppenheimer El País)


Compañía: Teatro Xtremo 

Relacionados

¡Comparte tu opinión!

La imposibilidad física de la muerte..., Danza

Categorías