Ricardo III

La mujer invisible

Sinopsis:
La mujer invisible, se presenta como escenas antiguas de películas nuevas.
Un trabajo que habla de vidas poco transparentes en la palabra y abiertas en el abrazo. En la obra se juega en la identidad y sus opuestos con escenas de indiferencia ante la desgracia, y con acorralamientos a identidades fuertes que se necesitan.
El trabajo presenta un espacio privado, que se hace público a través de una narración directa y discreta. Acerca al espectador a un lugar dónde los personajes han vivido historias, y dejan ver y entrever pedazos de sus días más importantes, esculpidos con la devoción que da la paciencia. La mujer invisible, es un trabajo lleno de identidades. Se expone el cuerpo de una manera directa y clara. Figuras que enseñan su piel, y parte de su alma, a través de las relaciones, los afectos o sus ausencias. El discurso de la obra se mueve en el grupo como unidad, frente a individualidades con sus propios complejos. Las escenas son estaciones de parada, donde los cuerpos no parecen parar para repostar, sino para dejar ver alguna de sus partes, sin dar más claves. 

Compañía: Provisional Danza

Relacionados

¡Comparte tu opinión!

La mujer invisible, Danza

Categorías