Ricardo III

La peor cantante de la historia

Sinopsis:
Florence Foster Jenkins tenía entusiasmo, mucho, y heredó dinero, suficiente, para financiar su propia carrera operística. Lo que Florence no tenía era talento, pero esto jamás la frenó. Ella estaba más que convencida de sus cualidades y su arte. Tampoco la desanimaron las risas del público en sus recitales ni la crueldad de los críticos. Confiada de su grandeza, prefirió ignorar la “envidia de sus rivales” y disfrutar del cariño de sus fans que no eran, ni son, pocos.
¿Cuál era la clave? ¿Quizá fuera la entrega, la emoción y la dedicación de sus actuaciones las que cautivaron a la gente? O quizás, tristemente, tan sólo fuese un divertimento más para ellos. 

Relacionados

¡Comparte tu opinión!

La peor cantante de la historia, Comedia

Categorías