La Familia Addams

La tempestad

Próspero, duque de Milán, y su hija de tres años, Miranda, fueron dejados a su suerte en un bote en alta mar. Su hermano Antonio, con la ayuda de Alonso, rey de Nápoles, le condenó a morir para hacerse con el ducado. Por suerte para Próspero, su embarcación llegó a una isla donde, gracias a su dominio de la magia, logró controlar a Calibán, hijo de una bruja y único habitante de la isla, y a Ariel, un espíritu del aire.

Doce años después, Antonio y Alonso viajan cerca de la isla y Próspero convoca una gran tempestad que hace naufragar el barco en el que navegan. Gracias a su plan, Próspero recupera el ducado de Milán al final de la obra. En ese momento abjura del poder de la magia y decide lanzar sus libros al mar.

La tempestad aparece como ese último texto donde el Bardo trenza, a través de una fábula casi mitológica, el encuentro de las relaciones humanas más básicas. Hunde su pluma en lo que cada corazón humano puede reconocer como su propia esencia: la injusticia, el amor, la ambición, el sentido de humanidad, el poder, la necesidad de libertad... Un texto ineludible en la creación de Shakespare, que se ubica entre la realidad y el sueño, y levita sobre todo lo que se refiere al comportamiento del ser humano.

Relacionados

¡Comparte tu opinión!

2 Noticias relacionadas

La tempestad, Drama

Categorías