Ricardo III

La última cinta de Krapp

http://w1.atrapalo.com/common/photo/espe/240718/0/vertic_880_0.jpg

La Sala el Dragón Estragón presenta La última cinta de Krapp, escrita por Samuel Beckett en el año 1958, surgida de anotaciones sucias de sus tiempos pasados motivado por la voz del actor Patrick Magee, quien la representó originalmente en Londres en ese mismo año.

Krapp, un hombre mayor y eremita, encerrado en su cuchitril recuerda que es el día de su cumpleaños. El viejo Krapp se sienta con su magnetófono, su diccionario y sus plátanos y escucha su propio pasado contado por una voz más joven, a veces con placer, a veces con confusión, irritación o desesperación.
Están las divisiones de sí mismo y de su origen. Como una tempestad se intercalan los deseos de mejora siempre aplacados por el mismo Krapp una y otra vez.

No cabe la menor duda de que Beckett tiende a lo esencial. La última cinta de Krapp se torna horadante y cada vez más aguzada para penetrar más y más en las capas estratificadas de lo real y llegar a la única verdad que a Beckett le interesa: la verdad sobre la condición humana. No por medio de la verdad intelectual, sino por la verdad sensible. Lo sorprendente es que ese caminar hacia las profundidades no se traduce sino en visiones tenazmente concretas. Esas visiones, esa voz, las reconocemos en nosotros mismos, están mezcladas con nosotros, hombres y mujeres de aquí y de ahora, y no perdidas en alguna cómoda abstracción.

La cinta magnetofónica, dice Beckett, es un truco maravilloso. Resulta raro que no se le haya ocurrido a nadie antes siendo, sin embargo tan sencillo. Este truco le permite a Beckett, en efecto, un juego del recuerdo y del tiempo; juego teatral donde el espectador está a la vez en la sala y en el escenario.


Intérprete:
Antonio Ceballos

Autoría: Samuel Beckett

Relacionados

¡Comparte tu opinión!

La última cinta de Krapp, Drama

Categorías