Ricardo III

Los vencejos no sonríen

Roberto arrastra a Claudia hacia el interior de una habitación llena de jaulas sin pájaros. Roberto quiere que Claudia recuerde algo. Claudia cree que Roberto es un pervertido que no la conoce de nada. Roberto cree que Claudia ha perdido la memoria. Claudia cree que Roberto ha perdido la cordura.
Juntos, en esa habitación llena de jaulas sin pájaros, tendrán que enfrentarse a la verdad y a la mentira, a la vida y a la muerte, al recuerdo y al olvido.

Los vencejos no sonríen es un drama que contiene comedia, que emociona y hace pensar, que te enamora y aturde como si nada mereciera tanto la pena como recordar.
La obra nos pone en la encrucijada de tener que elegir entre el dolor y la identidad. Habla de la necesidad del ser humano de evitar el sufrimiento al precio más alto: la mentira cobarde y la traición a uno mismo. El mismo cerebro está programado para olvidar cualquier cosa que nos haga pararnos o ponernos en peligro, cualquier cosa que pueda considerarse un obstáculo para la supervivencia, física o emocional. Asumir el sufrimiento y reconocerse en él o seguir hacia adelante olvidando las raíces.


Intérpretes:
Francisco Ortíz
Carlota Baró

Dirección y Texto: Carlos Silveira
Producción: La Manada

 

Relacionados

¡Comparte tu opinión!

Los vencejos no sonríen, Comedia

Categorías