Ricardo III

Miguel Iríbar

Miguel Iríbar (Huelva, 1976) se considera un privilegiado por poder subirse a un escenario y aportar, afirma, “un poco de crítica a las convenciones asumidas en la vida cotidiana”.
Desde su primer monólogo en el programa 'Central de Cómicos' (Paramount Comedy), este onubense, criado en Sevilla y de familia vasca, ha grabado seis exitosos monólogos, entre ellos 'Superdepredator' o 'Socialpesimismo', además de especiales de 'La Noche Canalla', '10Cómicos10' y 'Comedia sin Recortes: Un Especial sobre la Crisis'.
Irónico, algo sarcástico y pesimista, el verdadero Miguel Iríbar se esconde bajo su máscara de cómico, mientras trata de entender, sin mucho éxito, cómo se puede ser feliz en un mundo en el que el noventa por ciento de la riqueza la tienen unos pocos y la mitad se llaman Borja.
Aterrizó en la comedia por contagio, no por vocación. Tras estudiar Periodismo en Sevilla y ver que el panorama no era nada halagüeño, decidió empacar sus sueños y hacerlos realidad en Madrid. Llegó a la capital y tuvo la suerte de hacer sus prácticas en Paramount Comedy. Pero pronto cambiaría de registro.
Dada su formación periodística y los nuevos late night que lanzaba el canal ('Noche Sin Tregua' y 'Nada Que Perder'), Iríbar dio el salto a la redacción, escribiendo entrevistas y otros trabajos hasta que comenzó a escribir monólogos para Dani Mateo. Se empapó del género stand-up comedy leyendo libros americanos y visionando el trabajo de otros cómicos. Tras dos años escribiendo para otros, sus compañeros le animaron a probar con sus propias creaciones.
Firma habitual de la revista 'Jot Down', con su blog ‘Reíd, reíd, malditos’, disfruta de su trabajo y considera que ser cómico es una de las mejores decisiones que ha tomado en la vida. Y aunque asegura que los monólogos de por sí no constituyen ningún motor de cambio en la sociedad, “sí se convierten en un buen analgésico para la gente y en una buena terapia para el cómico”.


Intérprete:
Miguel Iríbar


• Las butacas no tienen numeración, se acomodará al público por orden de llegada.
• El acceso a la sala se realiza 45 minutos antes del comienzo de las funciones.
• Prohibida la entrada a menores de 18 años.
• La dirección se reserva el derecho de solicitar un documento oficial que acredite la edad mínima requerida de acceso a la sala.
• Una vez adquiridas las entradas, bajo ningún concepto se procederá a la devolución de las mismas por no poder acreditar la edad requerida así como por no tener 18 años cumplidos.

Relacionados

¡Comparte tu opinión!

1 Noticias relacionadas

Miguel Iríbar, Monólogo

Categorías