Ricardo III

Mujer objeto

Este lugar psíquico, navegando a oscuras, quiebra su intuición sin poder afrontar lo verdadero que tanto duele ver. Bailando la superficialidad del Ser. Hasta que el proceso de volverse plenamente una misma toca sus pies, cantando en funerales.

Después de su viaje por la patagonia argentina, Ayelén Molina llega a Barcelona donde crea su propia dramaturgia actoral a través de la compañía Viento de tacos rojos.

Relacionados

¡Comparte tu opinión!

Categorías