Ricardo III

Mundokalabaza

Cuando a principios de curso, Pippa, mucho más responsable, obediente y estudiosa cada día, se da cuenta de que el motivo del temporal déficit de atención por el que atraviesa es lo mucho que echa de menos a sus amigos cucurbitantes. Decide hacerles una visita, no para quedarse como en anteriores ocasiones, sino con la intención de invitarlos a conocer la ciudad de la que tanto y tan bien les viene hablando en cada uno de sus viajes.

Sorprendidos, Makao, Asmara y compañía, no tardan en ilusionarse con la que habrá de ser su primera expedición al mundo exterior de La Kalabaza y, en el momento en que la niña, optimista y de buena mañana, llama a las puertas de Mundokalabaza, descubre que, excepto los eskalacaracoles, en plena escalada a la Kalatorre de Pisa, todos los cucurbitantes, animados y contentos, la esperan alborotadamente dispuestos a acompañarla y preparados para vivir la que desean y quieren sea una tan enriquecedora como gratificante experiencia.

Ya en Madrid visitan el Parque del Retiro, las calles y azoteas de la capital, los alrededores del domicilio de su amiga y, en el preciso momento en que se encuentran planeando la que habría de ser su siguiente jornada turística, se ven sorprendidos por la aparición de un alteradísimo “Caracolito Macho” quien, con noticia de las desgracias que se vienen sucediendo en el Mundokalabaza, llega para romper el distendido ambiente de los reunidos.

Viéndose, muy a su pesar, obligados a regresar y con la noble intención de encontrar tanto el origen como la solución a los incendios que venían devastando el universo Kalabazo, emprenden nuestros amigos el camino de vuelta mientras Pippa, haciendo uso de su gran capacidad de convencimiento, consigue que le permitan ir con ellos y así, gracias a la desinteresada ayuda del Mago Paracelso, Melquiades el Rospo Marino y Mikaela la tortuga piloto de nubes, acabar llegando a la conclusión de que Astragalón el Dragón, al escapar de la cueva en la que durante siglos había permanecido encerrado, es el origen de cuanto está sucediendo.

Después del éxito de sus dos espectáculos anteriores, La Kalabaza de Pippa regresa al Teatro Calderón con una nueva entrega musical, Mundokalabaza. Hace ya tiempo que Pippa, una niña adicta a las pipas de calabaza, descubrió en ese fruto la existencia de un universo mágico poblado por asombrosos seres. Ahora, es la joven protagonista la que invita a sus amigos a conocer su mundo terrenal, pero sus planes cambian cuando descubren que algo terrible está ocurriendo en Mundokalabaza.

A través de canciones, coreografías y coloridas escenografías, la compañía tiene el objetivo de concienciar a los más pequeños de la importancia de llevar una vida saludable basada en una buena alimentación, poniendo en relieve la importancia del trabajo en equipo, el uso de la imaginación y la inventiva como herramientas para la resolución de problemas, la amistad, el compañerismo y sobre todas las cosas, el concepto de que todo, absolutamente, si se desea con la suficiente intensidad, es posible.

El espectáculo está dirigido a niños y niñas de 1 a 10 años. Los asistentes descubrirán un mundo mágico donde todo es posible, a través de un montaje interactivo donde los niños son parte activa del espectáculo cantando y reproduciendo las coreografías que les enseñan los actores.


Intérpretes:
Sara Herranz Sanz
Rosana Vieira
Carlos Díaz Rubio
Ernesto Santos Cuenca
Natalia Pardo del Pozo
Joana Quedada Sánchez
Israel Trujillo Pérez

Dirección y Guionista: José Ramón Florez
Coreografía: Alberto Escobar
Dirección de actores: Jesús Sanz

Relacionados

¡Comparte tu opinión!

2 Noticias relacionadas

Mundokalabaza, Infantil

Categorías