Ricardo III

Nada que perder

Nada que perder es un espectáculo de serie negra que sorprenderá de principio a fin. Un asesinato es el punto de partida de esta obra que se estructura en ocho interrogatorios sucesivos. Interrogatorios no sólo entre policías y sospechosos, sino también entre abogados y empresarios, psiquiatras y pacientes, jefes y empleados, padres e hijos…

A través de los interrogatorios iremos descubriendo que el pasado siempre vuelve y que es peligroso llevar a alguien hasta un extremo en que ya no tiene nada que perder. Pero en esta obra, como en todas las buenas historias de serie negra, no se habla sólo de un asesinato sino también de códigos de conducta y valores, o mejor dicho de su ausencia, porque, en definitiva, nos estamos introduciendo en las corrientes subterráneas y en las cloacas de una sociedad en crisis, una crisis que no es sólo económica.

Nada que perder es una obra para los que aún se preguntan cosas. Para los que no han tirado la toalla, para los que no miran para otro lado, para los que no cierran los ojos, para los que insisten en preguntar y repreguntar, para los que quieren saber.


Intérpretes:
Marina Herranz
Javier Pérez-Acebrón
Pedro Ángel Roca

Dirección: Javier Garcia Yagüe
Dramaturgia: Quique Bazo, Yeray Bazo, Juanma Romero, Javier G. Yagüe
Escenografía: Silvia de Marta
Iluminación: Alfonso Ramos

Relacionados

¡Comparte tu opinión!

Nada que perder, Drama

Categorías