Ricardo III

Nadar...


En una danza de cisnes, los bebés escuchan y juegan con el concepto familiar y amoroso de los besos. Sobre el espacio de un lago, van deslizándose progresivamente cisnes de distintos colores que bailan con una música suave de flautas y se hacen cariños entre sí, incluyendo a sus patitos bebés que poco a poco salen de sus plumas. Los pájaros están a la altura del suelo al igual que el público que finalmente puede compartir con ellos y crear un momento acuático entre padres e hijos, cisnes y agua. Sorpresas luminosas escondidas entre las plumas de los cisnes, juncos de luces de colores. En cada cisne encontramos un tesoro maravilloso y dispuesto a ser descubierto a la menor provocación.

La música acompaña la danza sobre el agua de manera acompasada y dulce. La iluminación juega con el color del agua, sus texturas y el ciclo del día y la noche, la Luna está presente como otro personaje importante que dialogará con los navegantes del lago.

Al final, un pájaro muy especial sale a despedir el momento, un flamingo rosa, seguido de otros más, de diferentes colores, que también traerán consigo sorpresas inolvidables. Luciérnagas, mariposas, nubes juguetonas y arcoíris juegan con el color de este universo de seres tiernos, en busca de bebés de agua.


Intérpretes:
Acoyani Guzmán
Paco Díaz
Gabriel Igancio

Compañía: Bámbola Teatro

Relacionados

¡Comparte tu opinión!

Nadar..., Infantil

Categorías