Ricardo III

Oh, vino!

¡Oh, vino! es la propia historia del hombre. La mítica y maravillosa historia de Dionisios, dios común del vino y del teatro, razón de ser de mitos transformados y dioses mucho más antiguos que protegen la risa desde el principio de los tiempos. Es la historia de cómo hemos llegado a ser humanos gracias a una bebida mágica que nos proporcionó alegría, alimento y religiosidad.

El público, acompañado por una copa de vino durante la representación, ve desfilar ante sus ojos dioses primordiales, turcos con hambre, faraones beodos, bares infames, mujeres libres, monjes inmundos y semanas que son más santas de lo que creemos.

Bajo tradición y forma juglaresca, el espectáculo es interpretado por un cómico de la lengua contemporáneo que recoge esa tradición milenaria actoral y la nutre de humores pasados y presentes. Un comediante ante un escenario, la esencia pura del teatro. Sin tregua, sin artificios, con el arma eterna de la palabra.

¡Oh, vino!: un extraordinario viaje desde el Neolítico hasta la próxima fiesta que vayas a asistir. Un viaje mítico y ancestral para espectadores que comienzan degustando vino y terminan riendo a la salud de un dios que se bebe. De un dios que se deja beber.


Intérprete:
David García-Intriago

Dirección: David García-Intriago
Ayte. Dirección: Susana Almahano
Luz y Sonido: Eladio Cano
Espacio Escénico: La Líquida y Museo del Vino Málaga
Vestuario: ESAD - Málaga y Maribel Fernández
Edición audio: Adrián Alcaide
Foto y Vídeo: El Estudio Blanco
Diseño gráfico: Davinia Muñoz y Agudeza Visual

Relacionados

¡Comparte tu opinión!

Oh, vino!, Comedia

Categorías