Ricardo III

Pequeñas psicopatías cotidianas

Sinopsis:
Me despierto. ¿Sigo siendo yo? Parece ser que sí, mi nariz no ha menguado. ¡Mierda! ¿Café o té?... ¿Café?... ¿Té?... ¿Café o Té?. Amarilla, Verde… Mejor me todo un Colacao. Veamos, es lunes, la azul. La malva… ¿Mitad blanca y negra? No, hoy no. Desde luego me voy a vestir de negro, que estiliza más, anoche mezclé hidratos con proteínas. Entonces me tomo también la negra. No me llama nadie. Qué sólo estoy, no le caigo bien a nadie. Tendré que hacer un evento e invitar a mis quinientos mejores amigos. Sé que no soy fácil como novia, pero soy tan ideal… ¡Que no se me olvide la marrón a las doce! Mi estabilidad emocional pende de un hilo, voy a teñirme el pelo. O a raparme al cero. Me he quedado sin las amarillas… necesito las amarillas… ¿para qué eran las amarillas? No sé. Me sientan bien. Nadie me llama. Me duele la cabeza, seguro que tengo un tumor. ¿He cerrado el grifo de la ducha? Ayer me miró un chico por la calle, soy irresistible. ¿O estoy horrendo? Mejor me tomo una rosa y me echo un rato, a ver si me baja el tumor. 

Relacionados

¡Comparte tu opinión!

Pequeñas psicopatías cotidianas, Danza

Categorías