Ricardo III

Pingüinas

Dice Arrabal que a nuestras moteras o pingüinas, los de más alcance las llaman CervantAs o QuijotAs. Constanza, sobrina de Miguel, de Miho, su ojito derecho, le pregunta a su tía Luisa, (sí, Luisa de Belén, la monja): ¿Por qué nos toman por tipos de textos clásicos a las diez pingüinas? Buena pregunta la que hace esta muchachita… ¿de Valladolid? Cuidado con los dichos y las frases hechas, que las carga el diablo. Lo que sí es cierto es que estas chicas, perdón, estas nenas, son de armas de tomar y de padre y muy señor mío.
Esto sí es una afirmación precisa. Hay que ser rigurosos en el caos.

Permítanme presentarles a estas pingüinas libres e insobornables, a estas dervichas, a estos ángeles de las motoqueras, a estas giróvagas.

La abuela Torreblanca, la hermana monja Luisa, la sobrina carnal Constanza, la madre Leonor, la tía paterna María, la hermana mayor Andrea, la hermana menor Magdalena, la prima paterna Martina, la esposa Catalina y “la hija natural” Isabel. Falta la estrella invitada. El vértice sobre el que pivotan todas las palabras: Miho. (“Quién como Dios” o incluso “¿Quién como Pan?”). Les queda claro, ¿no? Ustedes son un público inteligente, un público del siglo XXI. Las edades de ellas y la de él no vamos a desvelarlas. Desvelar la edad de una mujer o de un hombre es absolutamente impúdico e innecesario. ¡Y es que eso del tiempo y del espacio es tan subjetivo!

Les diré, eso sí, que Arrabal, que es viejo, sabio y niño; un niño terrible a veces, y cabroncete casi siempre, ha encontrado en estas nenas y en este iluminado la horma de su zapato. ¡Y la que han armado entre todos: Miho, las CervantAs, las PingüinAs, Quijote, Arrabal, Cervantes y la Biblia en verso, ni se lo imaginan! Y no digo más, no sean ansiosos y esperen. Estamos en la cocina, preparando unas suculentas gachas.

Esta aventura teatral quijotesca-cervantina-arrabalaica tiene su génesis en la doble conmemoración del Cuarto Centenario de la publicación de la segunda parte del Quijote, y el año próximo del también Cuarto Centenario de la ocultación que diría Arrabal, de Cervantes.


Intérpretes:
María Hervás
Ana Torrent
Marta Poveda
Lara Grube
Ana Vayón
María Besant
Lola Baldrich
Alexandra Calvo
Badia Albayati
Sara Moraleda
Miguel Cazorla

Dirección: Juan Carlos Pérez de la Fuente
Autoría: Francisco Arrabal
Producción: Teatro Español

Relacionados

¡Comparte tu opinión!

2 Noticias relacionadas

Pingüinas, Teatro Clásico

Categorías