Ricardo III

Rumbo a peor

Sinopsis:
Debes seguir. No puedo seguir.Voy a seguir. Así termina "El innombrable" y en esas tres líneas se podría resumir el tipo de deseo puesto en movimiento en "Rumbo a peor". La necesidad imperiosa de encontrar la palabra justa, sabiendo de antemano que cada palabra es un fracaso, a la vez que un paso más, una afirmación de la voluntad. Clarice Lispector dice en Aguaviva:  Porque es demasiado cruel saber que la vida es única y que no tenemos como garantía más que la fe en las tinieblas; porque es demasiado cruel, respondo con la pureza de una alegría indomable. Beckett responde a esa crueldad con las palabras. Y su discurso también es puro y a su manera indomable: buscando la forma de encontrar el sentido, crea un nuevo lenguaje. Pero no es un discurso solitario. A lo largo de todo el texto, una y otra vez reclama: Dí. No se trata entonces sólo de encontrar la palabra que más se acerque al sentido, la que fracase mejor, sino de encontrarla con otro. Aunque ese otro sea uno mismo. En definitiva, lo que mueve esas palabras y lo que crea esa gramática nueva es la necesidad de comunicar. La necesidad de comprender para poder seguir. Para poder decir Voy a seguir. Pablo Messiez. No sé qué es "Rumbo a peor". Es un texto narrativo, teatral, filosófico. Es, sobre todo, en mi opinión, poético. Y cuando digo poético, quiero decir que, en mi opinión, nombra aquello que nos resulta esencial pero para lo que apenas existen palabras. Aquello que tiene que ver con el impulso de vivir, de seguir adelante. A pesar de todo, a pesar de todos los pesares que la propia vida y, sobre todo, nuestro miedo a la vida, pone en nuestro camino. A pesar de la muerte, la vida. O con mucha más razón, por el hecho de la muerte, la vida. Es palabra poética, porque es sanadora. Y es palabra oportuna. Hoy, cuando la realidad que los seres humanos hemos construido para convivir esta plagada de muerte, de desesperanza, necesitamos palabras transformadoras, es decir, poéticas. Hoy, cuando tenemos que elegir ante el amor o la destrucción, necesitamos un cambio social, político, colectivo, que, en mi opinión, no es posible sin una transformación del más hondo adentro personal, íntimo. "Prueba otra vez -dice Beckett-. Fracasa otra vez. Fracasa mejor. Alberto San Juan.

Intérprete:
Alberto San Juan

Dirección: Pablo Messiez

 

 

Relacionados

¡Comparte tu opinión!

1 Noticias relacionadas

Rumbo a peor, Espectáculo

Categorías