Ricardo III

Sombra y luz

"Cerró los ojos, se abrazó al cuello del único caballo que quedaba en pie en el campo de batalla y luchó. Luchó con la firme decisión de no querer morir, o no morir, al menos, aquella mañana y en aquella guerra, en aquella batalla, quizás la última, en aquel campo cubierto de sangre, entre aquellos hombres.

Y tras luchar y vencer cabalgó. Cabalgó rumbo al sur. Cabalgó hacia su casa, hacia el calor de la chimenea del salón, hacia aquellas paredes encaladas, hacia aquel patio empedrado y fresco de rocío en las mañanas, hacia aquel pozo, hacia aquel pilá de agua fresca y limpia.

Y al llegar y verse en mitad de aquel patio frente a los ojos de su familia, les dijo: He luchado, he ganado, y os traigo la victoria. Y en aquellos ojos buscó algo que no sabía muy bien qué era, y que tampoco encontró. Y comprendió que no son los hombres quienes eligen las guerras en las que luchar, sino éstas las que nos eligen a nosotros."


Intérpretes:
Raquel Garralón
Paloma Córdoba
Javier Prieto
Javier Lago
Jorge González
Néstor Rubio

Dirección: Beatriz Saiz Núñez
Autoría: Álvaro Jiménez Angulo

Relacionados

¡Comparte tu opinión!

Sombra y luz, Drama

Categorías