Ricardo III

Traición (María Fernández Ache)

Sinopsis:
Nico y Emma se citan en un bar tras dos años sin verse. Ella le cuenta que la noche anterior ha revelado a Robert (su marido y mejor amigo de Nico), el affaire que ambos mantuvieron durante siete años. Este acontecimiento es el inicio de un viaje retrospectivo de nueve años en el que se nos muestra como los tres han ido entretejiendo un entramado de traiciones en el que ellos mismos han quedado atrapados. La versión traslada la acción a Madrid entre 1984 y 1993. "Traición" Escrita en 1978, esta obra presenta los rasgos más característicos del estilo de Pinter: economía en los diálogos, atmósfera de fría normalidad bajo la que se esconde un mar de emociones encubiertas, veladas motivaciones, egocentrismo, competitiva voluntad de prevalecer, falsedad, (auto) engaño, un uso del lenguaje seco e incisivo, cargado de amenaza, a lo que se suma, en esta ocasión, un extremo cuidado de las apariencias. Inspirado en la clandestina relación extraconyugal que Pinter mantuvo durante siete años (desde 1962 hasta 1969) con la presentadora de la BBC Televisión, Joan Bakewell, el argumento de Traición expone diferentes permutaciones y clases de traición que se dan a lo largo de nueve años, relacionadas con un affaire extramatrimonial de siete años de duración, que mantienen una mujer casada (Emma, esposa de Robert) y el mejor amigo de su marido (Nico, casado a su vez con una mujer llamada Judith). Durante cinco años Nico y Emma mantienen su relación a espaldas de Robert y Judith hasta que Emma, sin confesar a su amante que lo ha revelado, admite su infidelidad, -sin abandonar, sin embargo, la relación extraconyugal-. En 1977, cuatro años después de haber reconocido su affaire y dos años después de su ruptura con Nico, Emma queda con su ex amante para contarle que su matrimonio con Robert ha llegado a su fin. Miente entonces a Nico al decirle que "ayer por la noche" tuvo que revelar la verdad a Robert y que ahora su marido ya conoce el asunto y también le informa de que ahora "se ve de vez en cuando" con Castro; autor publicado por su marido y representado por su ex amante.

El particular uso de la cronología invertida a la hora de estructurar el argumento de esta obra es innovador. La primera escena comienza tras haber concluido la relación, en 1977, mientras que la escena final concluye cuando la relación comienza; en 1968. Así ocurre en toda la obra excepto en las escenas situadas en los años que marcan los principales ejes de la historia (1977 y 1973), que discurren en orden cronológico. Ésta inversión en la disposición de las escenas es engañosamente sencilla y está lejos de ser un mero truco ya que los tres movimientos hacia delante (los que tienen lugar en las escenas II, VI y VII) son subsiguientes a dos escenas de directa confrontación con la "traición". Esta forma de estructurar la obra la despoja de todo artificio, nos revela, poco a poco, cómo se ha ido forjando ese entramado de traiciones, hace que la ironía se vaya acumulando y, en general, que el drama sea posible. No es tanto lo que sabemos sino cuándo lo sabemos lo que crea la tensión que bulle ferozmente bajo la contenida superficie de esta pieza; nos coloca en un lugar que sería propio de los personajes: sabemos que tarde o temprano todo se sabrá, todo se acabará, pero no sabemos cómo ni cuándo… y eso estimula nuestro morboso apetito de entomólogos.

Intérpretes:
Will Keen
Alberto San Juan
Cecilia Solaguren 

Dirección, traducción y versión: María Fernández Ache
Compañía: Asamblea de Traidores
Autoría: Harold Pinter
 

 

 

Relacionados

¡Comparte tu opinión!

2 Noticias relacionadas

Traición (María Fernández Ache), Drama

Categorías