Ricardo III

Última parada


Un espectáculo de baile sabio y esencial que nos ofrece un tríptico que narra los momentos claves dentro de la biografía de Miguel Hernández antes y después del fatal desenlace de la guerra. El baile de Merche Esmeralda nos arrastra hacia un mundo mejor con el vuelo de sus brazos y de sus hermosas manos. Una pieza hermosa, llena de sentimientos.

“Tristes guerras si no es amor la empresa”. Escribe el poeta Miguel Hernández desde la cárcel. Versos que recobran un amplio sentido en la historia de nuestra protagonista, una mujer que se enfrenta a su última noche de prisión.
De una forma retrospectiva y a través de elementos oníricos se irá desvelando las circunstancias que le separaron de su amante, el encuentro entre ambos personajes que tratan de reconstruir la memoria idílica de su pasado para evadirse del desastre que ha supuesto la separación y el horror de la guerra en su trayectoria vital. La imagen metafórica de los trenes que circulan en la estación surge como el devenir de las oportunidades perdidas a lo largo del tiempo, marcando el sentido de la historia, y los sueños ante una última posibilidad de salvarse el uno en el otro, al borde del andén de una Última parada.


Baile: Merche Esmeralda
Cante: Diego “El Boquerón” e Inma “La Carbonera”
Guitarra: Jesús Guerrero

Dirección y adaptación: Juana Casado
Dramaturgia: Luz Valenciano, Juana Casado
Coreografía: Merche Esmeralda, Juana Casado
Música: Jesús Guerrero
Compañía Andanzas

 

Relacionados

¡Comparte tu opinión!

Última parada, Danza

Categorías