Ricardo III

Un cine arde y diez personas arden

El mayor descubrimiento del hombre durante todo el siglo XX ha sido darse cuenta de que la vida no tiene ningún sentido. Y que la vida es que sí, o es que no. Que no tiene razones. Tienes todas las causas posibles, pero no tiene ninguna razón. Y saber eso, en el fondo, alivia. Que dos personas se amen durante toda su vida es porque sí o porque no.

A través de un montaje que se gesta desde la investigación y experimentación de los nuevos lenguajes teatrales y del estudio de los códigos postdramáticos, los alumnos de nuestro segundo curso se enfrentan a nuevos y arriesgados retos desde el punto de vista actoral, tras su experiencia con el verso de Lope de Vega y el intento de actualización de los clásicos, realizado en el primer Taller de Montaje: El Aquiles.

Un cine arde y diez personas arden es un texto arriesgado, arraigado a las ideas y a las palabras que apelan a la imaginación y la capacidad del espectador para participar activamente en el desarrollo de la pieza.


Intérpretes:
Esteban Balbi
Adela Bértolo
Inés Collado
Rocío Collins
Axel Florencio
Estefanía Marín
Cristina Martín
Álvaro Molero
Javier Rojo

Dirección: Carlota Gaviño, Íñigo Rodríguez-Claro
Texto: Pablo Gisbert

 

Relacionados

¡Comparte tu opinión!

1 Noticias relacionadas

Un cine arde y diez personas arden, Espectáculo

Categorías