Billy Elliot. Musical

Una habitación propia

Sinopsis de "Una habitación propia"

Una habitación propia” relata la vida de una escritora que imparte una conferencia ante unas jóvenes estudiantes, en 1928. Sus palabras, irónicas y afiladas, son el relato vivo de un descubrimiento: para dedicarse a la literatura, una mujer necesita dinero y una habitación propia. Sólo hace nueve años que se le ha concedido el voto a la mujer. Se está produciendo la mayor revolución social de todos los tiempos: la equiparación de hombres y mujeres ante la ley.

Intérprete: Clara Sanchís
Autora: Virginia Woolf
Dirección: María Ruiz
Producción: Clara Sanchis junto a Seix Barral y el Nuevo Teatro Fronterizo

Diseño de vestuario Helena Sanchis
Realización de vestuario Humberto Cornejo
Iluminación: Juan Gómez-Cornejo
Fotografía: Isabel de Ocampo y Diego Ruiz
Diseño gráfico: Diego Ruiz
Distribución: Salbi Senante
 

La historia "Una habitación propia"

"Una habitación propia" es un ensayo escrito por Virginia Woolf. Publicado por primera vez el 24 de octubre de 1929, el ensayo estuvo basado en una serie de conferencias que la autora desarrolló en octubre de 1928 en el Newnham College y el Girton College, ambas universidades femeninas de la Universidad de Cambridge.

Si bien el ensayo emplea un narrador ficticio y la prosa para explorar a mujeres (tanto escritoras como personajes de ficción), y el manuscrito preparado para las conferencias se tituló "Mujeres y Ficción", el ensayo, está considerado no-ficción.2? Generalmente se considera un texto feminista, y su argumento gira en torno a un espacio literal y ficticio para escritoras que se encuentran dentro de una tradición literaria dominada por hombres.

Se publicó por primera vez en 1929. El ensayo “Una habitación propia” estuvo basado en una serie de conferencias que la propia Virginia Woolf desarrolló en octubre 1928, en los colleges femeninos de Cambridge, sobre el tema de las mujeres y la literatura. “Les dije suavemente que bebieran vino y tuvieran una habitación propia”, escribe en su diario la fulgurante escritora británica. Tan famoso como polémico, casi un siglo más tarde, el libro sigue siendo un mito del feminismo.

«...Y se produjo la mayor liberación de todas, que es la libertad de pensar en las cosas tal como son.»

«Es extraño: la historia de la oposición masculina a la emancipación de las mujeres quizás sea más reveladora que la propia historia de la emancipación.»

«Una mujer, en cualquier tiempo anterior a nosotras, habría necesitado un valor extraordinario para resistir el ataque del desprecio, la censura y las recompensas prometidas. Tener algo de incendiaria para decirse: no podéis apoderaros también de la literatura. La literatura está abierta a todos....»

«...No hay verja, ni cerradura, ni candado que puedas imponer a mi libertad de pensamiento.»

«...Hay que ser un hombre femenino o una mujer masculina. Tener una mente andrógina que transmita emociones sin impedimento. Creativa, incandescente, indivisa... como la de Shakespeare.»

Virginia Woolf, Una habitación propia.

Una escritora ofrece una conferencia ante unas jóvenes estudiantes sobre el tema de “las mujeres y la literatura”, en 1928. Sus palabras, irónicas y afiladas, son el relato vivo de un descubrimiento: para dedicarse a la literatura, una mujer necesita dinero y una habitación propia. Solo hace nueve años que se le ha concedido el voto a la mujer.

“¿Por qué los hombres beben vino y las mujeres agua?

¿Por qué un sexo es tan próspero y el otro tan pobre?

¿Cuál es el efecto de la pobreza en la literatura?

¿Qué condiciones requiere la creación de obras de arte?”

¿Por qué apenas sabemos nada de las mujeres antes del siglo XVIII?

¿Qué habría pasado si Shakespeare hubiera tenido una hermana prodigiosamente dotada?

¿Por qué hasta mediados del XIX se le negó al género femenino la posesión de bienes materiales?

¿A qué ocupación podía aspirar una mujer antes de 1918?

¿Por qué el poder, el dinero y la influencia siempre han sido cotos reservados a los hombres?"

Cuestiones que convierten a Woolf en un mito del feminismo y que ni siquiera hoy, casi 90 años después, han perdido su relevancia. Estas son solo algunas de las preguntas que Virginia Woolf lanza al aire en su ensayo "Una habitación propia." Tras la aprobación de la ley del sufragio femenino en Reino Unido, Woolf indaga en el papel que la mujer ha desempeñado en la historia del arte, tradicionalmente dominada por hombres, y analiza los pormenores del incipiente movimiento feminista del que formó parte a principios del siglo XX. En su discurso, una defensa apasionada de los derechos de la mujer y una particular contribución literaria a la emancipación femenina no exenta de opiniones polémicas, Woolf critica los prejuicios a los que debe hacer frente como novelista, aborda las condiciones en las que han vivido las mujeres a lo largo de los siglos y cómo la discriminación y la pobreza han afectado a su creación artística.

Ha llegado la hora de medir el efecto del desaliento en el ánimo del artista, tal y como una empresa láctea mide el efecto de la leche corriente y la leche de primera calidad en el cuerpo de las ratas. ¿Y con qué alimentamos a nuestras mujeres artistas?”.

 

Sobre la versión de "Una habitación propia"

María Ruiz adapta y dirige "Una habitación propia", ensayo de Virginia Woolf en el que reflexiona sobre los derechos de la mujer tras la aprobación del sufragio universal femenino en Reino Unido. Un monólogo interpretado por Clara Sanchis.

Tras su estreno en el Teatro Kamikaze en diciembre de 2016, y dos temporadas colgando el cartel de "no hay entradas" en la Sala Margarita Xirgu del Teatro Español, "Una habitación propia" continuará golpeando conciencias en el Teatro Galileo. Del 7 de diciembre de 2017 al 14 de enero de 2018.

Una habitación propia" es un inteligente ensayo de la escritora inglesa que reflexiona sobre el papel de la mujer adaptado a la escena con ironía, humor y viveza.

 

Nota de María Ruiz, directora de "Una habitación propia"

Nuestra versión de Una habitación propia sigue fielmente a Virginia Woolf por los vericuetos de su extraordinario ensayo, su visita a Oxbridge, un Oxford imaginario donde no le permiten caminar por el césped, reservado a profesores y alumnos; la biblioteca, donde no puede entrar sin ir acompañada de un profesor o una carta de presentación; y la capilla, donde rehúsa entrar temiéndose lo peor. Hasta que llega la hora de comer y puede, por fin, entrar en el gran comedor de Oxbridge para disfrutar de una excelente comida. A continuación, Virgina va a Fernham, el colegio femenino imaginario, donde ha quedado a cenar con su amiga Mary, catedrática de ciencias.

El contraste entre ambos universos sirve de base para algunas de las consideraciones más inteligentes y chispeantes que se han dicho nunca sobre el papel de la mujer en el mundo, justo cuando se está produciendo la mayor revolución social de todos los tiempos: la equiparación de mujeres y hombres ante la ley.

La dinámica de esta falsa conferencia es una experiencia imaginaria, vívida y humorística, que desemboca como un río inexorable en algunas de las ideas más inteligentes y de apariencia más sencilla sobre el darse cuenta de las mujeres de su lugar en el mundo.

Dossier de prensa de "Una habitación propia"

Relacionados

¡Comparte tu opinión!

1 Noticias relacionadas

Una habitación propia, Drama

Representaciones


Teatro Galileo (Madrid)
Del 07/12/2017 al 14/01/2018

Categorías