Lorca la correspondencia personal

Lorca, la correspondencia personal se representa en el Teatro Lara a partir del 21 de mayo en la sala Cándido Lara con motivo de la celebración del año Lorca. Hazte ya con tus entradas para este recorrido alegre y triste, vital y desperado, amargo y dulce de la correspondencia de Federico García Lorca.

Descarriadas

Una historia que ha sido silenciada. Un silencio que ahora se hace grito.

Como hace 3000 años

Héctor Alterio regresa a los escenarios para dar vida a León Felipe en el 50 aniversario de su muerte.

La fuerza del cariño

Aurora, la madre perfecta y tímida viuda, y Emma, su hija rebelde y entrañable, y el profesor torpe y seductor, y el astronauta excéntrico y mujeriego. Estos cuatro seres, a pesar de sus grandes diferencias, celebran la vida de cada día.

Valenciana (La realidad no es suficiente)

A principios de los años noventa, después de años de euforia, de modernización y de proyección internacional, el país se enfrenta a una importante crisis económica y de valores. Tres jóvenes amigas, que se conocieron estudiando periodismo, ven como sus caminos vitales se van separando a medida que esta crisis se hace grande.

Abans

Laia tiene 30 años y la vida la ha llevado a vivir en la calle. Su hermano Marc tiene 25 y él, se ha querido ir a vivir en Escocia.

El coronel no tiene quien le escriba

El viejo coronel y su mujer viven en la miseria, esperando la carta del gobierno en la que le comuniquen la concesión de la pensión prometida por sus servicios durante la guerra.

ConTrastes Danza

Contrastes Danza, idea original y coreografía por Núria Serra. Un espectáculo que recorre las danzas mediterráneas, el folklore vasco-gallego y los palos del flamenco en fusión con la danza moderna. Una historia sobre las tradiciones, una lucha entre pasiones y una puesta en escena de diferentes lenguajes escénicos

Vida=Sueño

Un clásico, según Ítalo Calvino, sería un libro que no termina de decir lo que tiene que decir. Como La vida es sueño, de Calderón de la Barca.

Solas

La tortura diaria hacia uno mismo desencadena en la deshumanización del propio ser.