Ricardo III

CRÍTICA: Teatro Alfil hasta el 11 de abril


Crítica de “Cabaré de Caricia y Puntapié”

  • Críticas
  • 18/02/2013
  • Miguel Pérez Valiente
  • 1925 Visitas
Cabaré de caricia y puntapié.
Cabaré de caricia y puntapié.

Vuelve a Madrid el exitoso montaje de la Compañía aragonesa Gato Negro y 9 de 9 teatro con dirección de Alberto Castrillo Ferrer que desde su estreno en esta ciudad en el Teatro Arenal en 2009 ha hecho un largo y provechoso recorrido por la geografía española y argentina.

La divertida propuesta es un recorrido por varias canciones del icónico compositor, escritor y dramaturgo francés de entreguerras Boris Vian que se irán sucediendo con la excusa de la accidentada defensa de una hilarante tesis doctoral sobre el triángulo letal “Amor, Violencia y Vecindario (AVV)”.

Incontables cambios de vestuario y caracterización para un total de dieciséis personajes encarnados de manera magistral por Carmen Barrantes y Jorge Usón. Así les veremos transformarse en unos sangrientos carniceros franceses, una pareja de argentinos algo peculiares, en un profesor insigne con una desquiciada y colérica asistente letona, ¡no rusa! – divertidísima-, belicoso chico de rellano, inventor loco (Barrantes travestida), abuela marchosa (Usón travestido), chica ligera de cascos, pijo empedernido y fea de escalera entre otros disparatados y encantadores personajes.

Un guión muy divertido de acción trepidante y de humor inteligente y transgresor que sólo en una ocasión resbala hacia lo innecesariamente ofensivo. Canciones bien interpretadas en lo que es un verdadero tour de force para los actores que apenas tienen unos segundos entre cambio y cambio de personaje.

Quizá el único momento en que baja un poco el trepidante nivel de la obra son en los minutos de descuento que los creadores del montaje han añadido después el penúltimo número que acaba en pico con ambos actores dándose de puntapiés y puñetazos al ritmo de la música mientras el público no puede parar de reír. Después de una explosión de aplausos y de tener a todo el patio de butacas arriba se añade un número que debía haber sido una traca final y que, sin embargo, es bastante de transición y hace que la ovación final sea un poco más calmada de lo que podría haber sido si este número no fuese el que cerrase el show.

Una propuesta más que conveniente para la noche del jueves cuando uno ya va teniendo cuerpo de fin de semana y quiere empezarlo riendo y pasando un rato muy ameno y divertido. Testimonio de la acertada fórmula utilizada en este montaje es que fue merecedor del Premio Max 2010 al Mejor espectáculo de Teatro Musical.

En el Teatro Alfil hasta el 11 de abril. Los jueves a las 22:30. Entradas desde 17 euros.

Compañía: Gato Negro
Dramaturgia: Textos a partir de un trabajo de improvisaciones del equipo artístico
Reparto: Carmen Barrantes y Jorge Usón
Dirección: Alberto Castrillo Ferrer
Escenografía: Manolo Pellicer
Vestuario: Marie-Laure Bernard
Iluminación: Carlos Samaniego "Sama"
Música: Miguel Ángel Remiro
Maquillaje y caracterización: Ana Bruned
Caricaturas: José Luis Cano
Diseño gráfico: Manuel Vicente
Fotógrafía: Marta Marco
Arreglos vocales: Raquel Agudo