Ricardo III

CRÍTICA: 4 Agosto en la Sala Bululú 2120


Instrucciones para matar una fantasía: Crítica de "Cuerpo dividido"

  • Críticas
  • 05/08/2013
  • Redacción tat
  • 1598 Visitas
Cuerpo dividido.
Cuerpo dividido.

La mejor manera de matar una fantasía es explicarla. No hacen falta más instrucciones. Las fantasías son una mezcla tan inestable de curiosidad, deseo y travesura que cualquier tentativa de análisis es no sólo un despilfarro, también un peligro grande. "Cuerpo dividido", la producción de Los Sueños de Fausto que Raúl Quirós Molina ha escrito y Miguel Ángel Quirós dirige durante agosto en la Sala Bululú 2120, se detiene en ese peligro y muestra que la fantasía muere matando. Quiere mostrarlo, en realidad, porque el montaje, interesante en su recreación de la intimidad, se detiene precisamente cuando debería desplegarse.

Estoy diciendo que al espectador le quedan ganas de más cuando se le ha mostrado que su fibra no es inasaltable. Se le despierta la fantasía, y es en buena parte responsabilidad del trabajo fenomenal de Naiara Murguialday. Ella le da calor de vida a su personaje, una Cristina que sufre de amor y entrega, que tiene miedo de la fantasía porque su fantasía le da miedo. Frente a ella, un Manuel tierno e insincero, que el propio Miguel Ángel Quirós encarna con soltura. Los dos se desenvuelven bien en la escenografía sencilla y eficaz. Miguel Ángel Quirós es también el responsable de la dirección, solvente y cuidada (grata la música de Sergio Asenjo), pero atada irremediablemente a las debilidades del texto.

En "Cuerpo dividido" hay intuición dramática, hay sensibilidad y hay buenos diálogos. Ver cómo Manuel y Cristina, los protagonistas, van cavando su brecha un poco a tontilocas, mientras exploran (y también juzgan; ahí está su error) las fantasías de cada uno, es una experiencia teatral intensa, de las que te apretujan por dentro durante un rato. Pero en ese mismo texto hay también divagación, esto es: una idea estirada en demasía. Ocurre porque "Cuerpo dividido" es el prólogo de lo que debería ser "Cuerpo dividido": tiene los cimientos, la idea y las virtudes, pero le falta el recorrido argumental. Mostrar no sólo que una fantasía se destruye destruyendo, sino también qué destruye, cómo destruye. Le falta fantasía, la de pensar y contar qué hay después de la muerte de una fantasía.

Secciones

Espectáculos relacionados

Relacionados