Entrevista a Andrés Lima

Uno de los profesionales de teatro más laureado en España.

Andrés Lima
Andrés Lima es unos de los grandes actores y directores de Teatro En España. En cartel, Moby Dick y Casa de muñecas 2. Nuevo proyecto: Shock.

Andrés Lima. Actor y director teatral español. Nacido en Madrid. Uno de los profesionales de teatro más laureado en España. Tiene en movimiento dos obras “Moby Dick” y “Casa de muñecas 2”. Hoy Andrés Lima nos habla de su nuevo proyecto: “Shock”.

 

Una entrevista de Juanjo García.

Teatro a Teatro: Tú fuiste junto a Alberto San Juan el alma de Animalario. ¿Qué pasó con Animalario?
Andrés Lima: Animalario fue una etapa maravillosa personal y profesionalmente. Un equipo de gente muy talentosa. Muy válida. Un grupo de personas en el que la propia fraternidad que existía fuera del trabajo hacia qué impulsara mucho el trabajo. Después, la gran profesionalidad de mucha de la gente que participó, hacía que nuestras carreras crecieran muchísimo. Y nos retroalimentaramos unos con otros.

Llegó un momento que Alberto y yo teníamos las mismas ganas de seguir haciendo teatro pero diferentes puntos de vista y fraternalmente decidimos seguir cada uno por nuestro lado. Es verdad que además Animalario sufrió mucho las consecuencias de la crisis. Y de la “sirvengonzonería” institucional que ha hecho que el teatro, y el teatro independiente, y el teatro crítico, y el teatro de autor sea una empresa muy difícil de desarrollar en este país.

Por otro lado el espíritu de Animalario sigue vivo en cada uno de nosotros y así se ve en nuestros espectáculos. Además, Alberto y yo seguimos colaborando en diferentes espectáculos tanto del Teatro del barrio, como del Teatro de la ciudad que yo formé durante un tiempo. O cualquier otro proyecto que iniciemos. El último ha sido El pan y la sal que ha sido un proyecto común. O sea que ahí seguimos suma y sigue.

Alberto San Juan, Juan Margallo, Andrés Lima y José Sacristán
Alberto San Juan, Juan Margallo, Andrés Lima y José Sacristán.

Teatro a Teatro: En aquellos años gloriosos de Animalario, obtuviste cuatro Premios Max a la dirección escénica. ¿Qué sentiste?
Andrés Lima: Fue muy bonito recibir los premios de la academia. Los cuatro Max fueron además en años consecutivos. Aparte antes y después hemos seguido siendo muy laureados por los Max. Hemos sido una compañía, y nuestros miembros también, que han recibido muchos premios fruto de un trabajo muy duro.

Porque lo que sí qué hacemos, aunque nos lo pasemos muy bien fuera de los ensayos, es trabajar muy, muy duro. Los premios, como todo el mundo sabe, son una lotería. Pero evidentemente sí que nos han ayudado. Nos han ayudado a tener que intentar mantener ese nivel que nos había reconocido la profesión. Hace unos años que no me he presentado, ni he estado nominado.

Cambió el sistema de premiados de juicio, por así decirlo. Ahora los deciden comités separados y no hay, para mi gusto, un criterio unificado. Antes el criterio era el de los miembros de la SGAE, que son gente de la profesión al fin y al cabo. Y te premiaban todos los profesionales que hacen teatro en este país. Y eso dice mucho. El reconocimiento de tus compañeros es muy hermoso.  Siempre lo agradecido. Y lo seguiré agradeciendo.

 

Teatro a Teatro: Con una carrera tan extensa, decir cuál fue el montaje más redondo es complicado, ¿verdad? 
Andrés Lima: Es una pregunta difícil. No creo mucho en la redondez de los espectáculos. No sé si es por mi propia imposibilidad de cerrar el círculo. O porque a mí me gusta el teatro imperfecto. Es decir, donde la capacidad del riesgo y la importancia de decir lo que quieres decir, está por encima del acabado. De hecho, yo le doy mucha importancia a la estética. Pero creo que la estética, al haber acabado el proceso desde el caos, para mí, es tremendamente hermosa.

Radicalmente, creo que la vida no es solamente orden y armonía en los colores. El rock and roll lo ha demostrado de alguna manera. Pero aparte de eso te diré que yo estoy orgulloso de todos. Porque son todos mis hijos. Y el que sale nuevo siempre es el preferido. Yo tengo un especial cariño a Pornografía barata. Supuso en mí y en la compañía una ruptura tremenda. De hecho, de ahí salió Alejandro y Ana (Lo que España no pudo ver del Banquete de la boda de la hija del Presidente). Y de ahí salió gran parte de la libertad con la que hemos trabajado después.

Siempre hemos tenido la intuición de querer hacer algo… que estuviera un poco más allá de nuestros propios límites pero en porno el riesgo personal era fuerte. Y cuando lo asumieron mis compañeros yo no daba crédito. Actuar es algo difícil y delicado. La obra era medio expuesta y en algunos casos semiporno. Hablaba de la tragedia del ser humano a través de la comedia también y del sexo. Y no tuvieron ningún pudor en representarlas. Se entregaron. Y ese amor por el teatro y lo particular que era ese montaje, en una casa, en medio de un olivar, para mí fue muy íntimo y entrañable y hay un motor ahí, algo que me impulsó hasta hoy. Y que sigue impulsándome.

Teatro a Teatro: El 2018 ha sido un año excelente para tí: Dos montajes espectaculares. Háblanos por favor de Moby Dick y de Casa de muñecas 2: El regreso de Nora.
Andrés Lima: Suponen, curiosamente, el siglo XIX las dos. Y esta vuelta a los clásicos, esta vuelta a lo que era el Romanticismo y después el incipiente realismo que son bases de la dramaturgia del siglo XX y XXI para mí ha sido muy aleccionador. Moby Dick es una grandísima obra. Ha sido una nueva colaboración con Juan Cavestany. La adaptación al lenguaje teatral de casi 1.000 páginas a 20. Y trasladar la acción a la psique del personaje de Ahab (representado magníficamente por José María Pou) y poder llevar todo eso con un lenguaje audiovisual, donde él vídeo, ha sido importante y la música también (hemos trabajado con coros). Ha sido un trabajo de dramaturgia, sobre todo, excepcional para mi. Cómo poder trasladar la vibración de una novela a un escenario y el valor de la palabra narrada que se aleja mucho del realismo.

Y después todo el mundo oscuro y maravilloso. Oscuro y blanco curiosamente. Oscuro y brillante. Que esa contradicción solamente se puede dar en el arte, ¿no? Qué son Ahab y la ballena blanca. La ballena blanca símbolo de la muerte. Y Ahab de la valentía y a su vez de la tiranía más despiadada. Es una obra que representa el yin y el yan, y meterse con ese tema es algo muy aleccionador siempre.

Después Casa de muñecas 2 ha sido una sorpresa y una alegría. Es un texto de Lucas Hnath que es un autor americano contemporáneo. Es un chico joven además. Que se ha atrevido a meterse a imaginar la vuelta de Nora, 15 años después del portazo. Y ha hecho un texto dialéctico, hermoso, donde las razones de 15 años más tarde vienen a ser una transposición de ciento cincuenta años. Es decir, es muy hábil y plantea una Nora muy contemporánea. Ella vuelve a su casa a los 15 años para discutir problemas del divorcio. y se da cuenta de que 15 años no son nada como diría Gardel, que ahí lo saben bien en Argentina.

Es una obra absolutamente contemporánea, absolutamente oportuna y es una obra en la que he vuelto a trabajar con mi equipo. Con Jaume Manresa, con Beatriz San Juan y con Valentín Álvarez. Hemos hecho una pequeña pieza de joyería. Creo que además se adapta mucho al teatro comercial. Que ahora mismo me parece importante abordar el teatro comercial y que nuestros mensajes o nuestras reflexiones lleguen al mayor número de público posible.

 

Teatro a Teatro: Shock, tu próximo proyecto, es el primer paso de una serie de montajes que investigarán y recrearán el sistema capitalista. ¿Por qué?
Andrés Lima: Vete tú a saber por qué acometes estas cosas. Yo me imagino que en mi caso es porque me atrae y me preocupa el mundo en el que vivimos, el mundo que nos rodea. El capitalismo se va tornando cada vez más perverso, más neoliberal, más agresivo y más injusto. Y creo que eso es algo que no podemos cerrar los ojos. Y qué tanto en Latinoamérica como en Laponia, se está dando y se está haciendo dueño de todo. Y sobre todo se está haciendo con las ilusiones de la gente. Cosa muy peligrosa. Está empezando a ser un virus el capitalismo y, en fase avanzada, es neoliberal. Es por eso por lo que lo hago.

Cuando leí el libro de Naomi Klein: La doctrina del shock o el capitalismo del desastre, qué es un análisis de la táctica del dinero o del poder económico para avanzar y para conquistar nuevas tierras en su afán imperialista. Ha utilizado el shock desde hace mucho tiempo, desde después de la Segunda Guerra Mundial. Grandes empresas y grandes economistas de Estados Unidos deciden que eso de repartir y de que exista un estado del bienestar y el bien social… no les gusta. Y deciden empezar a trasladar esta teoría neoliberal. El caso es que Naomi Klein detecta que esto se hace a través de Shocks. Shocks que pueden ser naturales o generados. Y un shock es un golpe y un golpe es un golpe de estado.

Es famoso el papel de Estados Unidos en la operación Cóndor para a través de instaurar dictaduras en toda Latinoamérica, después colocar a gente aleccionada en sus universidades (concretamente la de Chicago y California). Y poder disfrutar con sus empresas de las materias y recursos de estos países. Bueno, el caso es que la implementación de esta ideología es a través del golpe, es a través de la violencia y genera una sociedad a su vez violenta y avariciosa y creo que es importante reflexionar sobre ello.

Digamos que los primeros experimentos estaban ya en Brasil pero su primer Shock programado es Chile. El golpe de estado en Chile y cómo se programa 10 años antes. Cómo se va preparando 10 años antes en la universidad de Chicago. Preparando a todo el gabinete de ministros que después formarán parte del gobierno de Pinochet. El siguiente paso es Argentina y el resto de los países latinoamericanos en la operación Cóndor. Son dos pasos de una violencia tal, y de una criminalidad tal, que es algo que hay que saber. El golpe de estado de Pinochet llegó a ser reconocido como tal. Era su estrategia. Que hubiera una guerra declarada y que la dimensión del ataque al Palacio de la Moneda tuviera tanta resonancia, que la técnica del pánico, del miedo, fuera suficientemente intimidatoria para que eso se instaurara después.

Va cambiando esta táctica y en Argentina es mucho más silencioso. Sin embargo la cantidad desaparecidos es mucho más siniestra alcanzando cifras oficiales de 30.000 desaparecidos, aparte de torturados y asesinados. Y así se va extendiendo por toda Latinoamérica. Pero no es otra cosa que, sencillamente, la manera en que se implementó un sistema que en el fondo en el primer mundo, o los que nos consideramos primer mundo, estamos apoyando de una manera subrepticia. Hay que abrir, yo creo, los ojos porque es una manera de vivir injusta y es una manera de pisotear al contrario y de justificar la violencia.

Después, el libro de Naomi Klein tiene diferentes capítulos y va pasando por la historia del siglo 20 hasta la guerra de Irak y viendo como este capitalismo del desastre va creciendo y va tomando seguridad a través de incluso terremotos. Hoy tenemos un ejemplo bastante lamentable que es Donald Trump. Un gran ejemplo de cómo todo eso puede tener sus frutos. Y en Latinoamérica, en Brasil, ha salido Bolsonaro que vuelve a ser lo mismo. En Chile, Piñeyra vuelve a defender alguna de las ideas y personas que fueron muy activas durante la dictadura. Y esta vuelta atrás mundial, donde la derecha, incluso en España, cada vez más extrema derecha, con la creación de partidos como VOX o la extrema derecha del PP están volviendo a utilizar esas ideas económicas. Cuyo líder ha sido Milton Friedman, Premio Nobel de Economía. Y Kissinger, todavía asesor de presidentes y Premio Nobel de la Paz. Es un pastel envenenado. Por eso lo hago.

Shock. Próximo proyecto de Andrés Lima
Shock. Próximo proyecto de Andrés Lima

Teatro a Teatro: ¿Por qué Chile es el primer Shock?
Andrés Lima: Por la defensa y la solidaridad con el personaje de Salvador Allende. Uno de los líderes políticos de izquierdas que hubo más inteligente. Que supo amoldarse a las situaciones. Que fue muy criticado incluso dentro de su país por el rechazo de la lucha armada. Una de las ideas más proféticas que pueden quedar para el siglo XXI. La violencia nunca ha servido a la izquierda para ganar. Todo lo contrario, siempre se le ha vuelto su contra. Con las palabras de Allende un pueblo no debe usar la violencia pero tampoco debe humillarse. Aquí la defensa es clara pero nosotros tenemos la palabra. Seremos el espectáculo y el arte y ahí donde no llegan las balas por lo menos en un trabajo de profundidad intentaremos que llegue la palabra.

Tengo que buscar mucha financiación y mucho apoyo porque son montajes complicados. Para mi gusto hay mucho documental y mucho libro sobre todo esto. Y yo lo que intento es hacer un gran espectáculo donde el público pueda sentir la emoción. Ese es el terreno del teatro. La información es el terreno de los documentales. Yo utilizo el teatro documental pero lo que quiero es emocionar al público. Que sienta que puede estar dentro, aunque sea un momento trágico, del estadio Nacional de Santiago de Chile en el momento al día siguiente al golpe. O que pueda saber qué pasaba cuando se jugó la final del mundial de Argentina. O que puedan sentir cómo se organizaban en Chicago en aquella reunión el futuro económico de Chile.

Quiero ver que el ser humano tienes recursos. Toda esta instrucción podría servir para entender el mundo. Reflexionar sobre lo que hemos hecho y la barbarie en la que nos hemos convertido. Y te diré que mi próximo show tiene que ver con la prostitución. Y estoy empezando ya a preparar o también jugando con el terreno documenta,l la entrevista de varias actrices con la estoy empezando a trabajar a través de una empresa también de reporteros bastante conocida en España: “Callejeros”. Ese es nuestro próximo Show,” La Prostitución”.

 

Teatro a Teatro: ¿Quiénes están confirmados para participar en el montaje?
Andrés Lima: El reparto de Shock uno es: Ramón Barea que hace de Pinochet y de Allende a la vez. Las transformaciones de Jekyll y Hyde están presentes todo el rato. Ernesto Alterio que hace de Jorge Videla y al mismo tiempo de Mario Kempes. Juan Vinuesa que hace de Milton Friedman y de Ewen Cameron aparte de hacer “el mocito”. El mocito es un personaje que fue el mozo de servidumbre de limpieza del lugar donde se torturaba en la operación Cóndor y ha contado muy interesante cómo funcionaba la tortura en Chile y en Argentina.

Paco Ochoa, grandísimo actor, que hace de Manuel Contreras el jefe de la Dina, mano derecha de Pinochet. Hace también del embajador Curry, el embajador de Estados Unidos en Chile durante el golpe. Y después está Natalia Hernández que hace de “la payita”, la secretaría-amiga-amante de Allende y personaje amoroso. Y hace de “la desmemoriada” una de las pacientes de Ewen Cameron que perdió la memoria. Y hace de Lucía Hiriart la mujer de Pinochet.

Y María Morales que hace a su vez de Margaret Thatcher y de Naomi Klein. Cada uno de ellos hacen un montón de personajes más. Sale la muerte de Víctor Jara, salen las Madres de Mayo, sale la final del mundial de Argentina. Hay muchos momentos de la historia.

En el equipo artístico está Beatriz San Juan, escenografía y vestuario. En este caso, iluminador es Pedro Yagüe. Jaume Manresa compone la música. Cecil Krestmarker la caracterización y máscaras. Es un espectáculo circular que evoca a los estadios, tanto el del River Plate como el de Santiago de Chile. Que son dos de los motivos estéticos en donde el público se coloca alrededor y está rodeado de 4 pantallas grandes de 5 metros y donde Miguel Ángel Rayo tiene que hacer un desarrollo vídeográfico muy interesante. Este es el equipo.

Teatro a Teatro: Muchas suerte, Andrés, en este y en futuros proyectos.
Andrés Lima: Muchas Gracias.

Facebook Comments