Ricardo III

ENTREVISTA: Hasta el domingo, en el Teatro Fernán Gómez


Entrevista a José Luis Sixto, director de "Excítame"

A pesar de su juventud, José Luis Sixto posee una larga e intensa trayectoria como ayudante de dirección ("Babel", "La venganza de Don Mendo"), director residente ("40 El Musical", "The Hole", "The Hole 2"), productor (Circolombia) y director de escena ("Animales", "El montaplatos", "Pedro y el capitán", "Solicitud de amor pendiente"). Su último trabajo como director es "Excítame: el crimen de Leopold y Loeb", un musical muy especial sobre el crimen que los jóvenes Nathan Leopold y Richard Loeb cometieron en Chicago en los años 20. Producido por Alejandro de los Santos, "Excítame" está protagonizado por el propio De los Santos y por Marc Parejo y David Tortosa, que se alternan en el personaje de Loeb.

José Luis Sixto nos cuenta en esta entrevista todos los detalles del montaje, que ha gozado del apoyo del público y ha recibido críticas muy favorables, y muestra sus esperanzas sobre el futuro de la obra. De momento, podéis disfrutar "Excítame" hasta el 19 de octubre en el Teatro Fernán Gómez de Madrid.

TaT.- ¿Cómo tuvo noticia de la historia de Leopold y Loeb?
José Luis Sixto.- Como buen cinéfilo hacía muchos años que había visto en casa los acercamientos a la historia que hicieron Richard Fleischer con “Impulso criminal” (“Compulsion”, 1959) y Tom Kalin en “Compulsión” (“Swoon”, 1992), pero realmente no fue hasta que Alejandro de los Santos me habló por primera vez del musical “Thrill me” cuando realmente empecé a investigar sobre el caso real y fui consciente de la importancia y transcendencia que había tenido para la sociedad americana. Enseguida encontré muchísima documentación al respecto y no tardé en quedar subyugado por la historia de Richard y Nathan…

TaT.- ¿Por qué en formato musical?
J.L. Sixto.- Un buen musical es capaz de ampliar el rango emocional de cualquier historia -sea del tipo que sea- si usa la partitura para definir personajes, crear atmósferas y hacer que siempre se avance en la acción. La historia de “Thrill me” bien podría representarse como obra de texto sin música ni canciones, pero Stephen Dolginoff (autor del musical original) siempre tuvo claro que la musicalización de los acontecimientos sumaría enteros al proyecto al añadir una dimensión psicológica y un ritmo absorbente muy difícil de conseguir de otra forma.


TaT.- ¿Qué diferencia a Excítame de otros montajes o musicales que se han visto o se ven actualmente en la cartelera?
J.L. Sixto.- Realmente lo que más le está sorprendiendo al público es lo teatral de una propuesta que, lejos de alardes, juega con la simplicidad y la poética del espacio escénico dejando que sean los dos actores con su interpretación quienes sostengan -sin tregua ni parapetos- la historia durante 90 emocionantes minutos. Es una obra “de actores” que requiere concentración constante en la cual la conexión y química es fundamental, y en este sentido tengo que quitarme el sombrero ante la generosidad y el talento de Alejandro, David y Marc, pues han cumplido de sobra con todas las exigencias marcadas haciendo de este montaje algo muy especial. Por otro lado, muchos dicen que “Excítame (El crimen de Leopold y Loeb)” tiene personalidad propia y se desmarca de otras propuestas teatrales tanto por el género (un thriller criminal lleno de suspense y sorpresas argumentales) como por el cuidado que se ha puesto en su producción, pues pese a tratarse de un musical de pequeño formato se han cuidado todos y cada uno de los detalles de este montaje con las mayores exigencias. Pese a todo, nuestro mayor éxito en mi opinión está siendo el sorprender y gustar a un público ajeno al teatro musical que se encuentra con un formato que nunca antes había visto en nuestro país.


TaT.- ¿De qué manera planteó el montaje y la puesta en escena, en una sala en la que el público tiene tres puntos de vista?
J.L. Sixto.- La sala 2 del Fernán Gómez Centro Cultural de la Villa donde estrenamos es un espacio polivalente que permite adaptar el espacio a las necesidades del montaje, pudiéndose trabajar alli “a la italiana” como en un teatro convencional, a dos bandas (con público a la derecha y a la izquierda del escenario) o incluso a tres, como fue nuestra decisión desde un principio. Desde las primeras reuniones creativas y de producción Alejandro de los Santos y yo siempre tuvimos claro que queríamos desarrollar una experiencia de inmersión muy cercana para el espectador, y la posibilidad de que el público rodease el espacio escénico fue nuestro objetivo. Con esta idea en mente, y gracias al magnifico trabajo de nuestro escenógrafo Asier Sancho, planteamos una puesta en escena muy cercana en la los actores deben trabajar en tres direcciones, favoreciendo por igual a cada sector de gradas (central, derecho e izquierdo) de modo que la experiencia sea igual de completa para cada persona independientemente de donde este sentada, algo que no se habría podido conseguir sin el asombroso diseño de iluminación de Juanjo Llorens y la delicadeza plástica del ambiente sonoro creado por Sandra Vicente. Eso sí, como detalle especial hemos incluido algunos “regalos” para cada zona, pequeños gestos o acciones que sólo podrán ver con claridad los espectadores que estén sentados en una zona concreta, de modo que todo aquel que vuelva a ver el espectáculo desde una zona diferente se encuentre con “sorpresas” que anteriormente no pudo ver y que aportan valor y profundidad a la historia.

TaT.-Si tanto usted como director como Alejandro de los Santos como productor se decidieron a montar una historia tan truculenta, es porque piensan que todavía tiene algo que decir. ¿Qué es eso que la historia de este crimen puede contar a la sociedad actual?
TaT.- Es complicado responder completamente a esta pregunta sin desvelar detalles importantes de la trama, pero sí puedo decir que algo que siempre nos ha llamado la atención de la obra es el vacío existencial de sus protagonistas, dos jóvenes sumamente inteligentes y de familia bien -dos “niños ricos”- que pese a tenerlo “todo” necesitaban de experiencias “al límite” para sentirse vivos. Lo cotidiano o rutinario no tenía valor para ellos, necesitaban ir “más allá”... Y esto es algo que a día de hoy seguimos tristemente viendo en las noticias. Las obsesión propia de cada personaje -por un lado- y la perversión que su mente puede hacer de la realidad para justificar los actos más atroces –por otro- no es algo que a ningún espectador le vaya a resultar ajeno cuando todas las piezas del rompecabezas estén dispuestas sobre el tablero escénico…

TaT.- ¿Está contento con la respuesta que está teniendo el público en las funciones? ¿Cómo es el feedback que recibe?
J.L. Sixto.- La respuesta tanto de crítica como de público está siendo maravillosa. Cuando se entrega una obra a los espectadores para que sean ellos quienes la juzguen siempre hay mucho “respeto” ante lo que puedan opinar o sentir, pero en este caso tanto desde el taller de investigación o “workshop” que hicimos meses antes de comenzar con los ensayos oficiales, como en los primeros pases que público que realizamos en el Fernán Gómez una vez acabado el proceso, todo ha sido palabras de emoción y admiración por este montaje. Una de las cosas más bonitas que nos está pasando es que la gente repite y te espera a la salida para decirte lo mucho que le ha gustado la segunda o tercera vez, y que ha llevado a amigos o familiares que se han emocionado –incluso a veces llorado- tanto como ellos. Es en esos momentos cuando sientes que todo el esfuerzo y trabajo ha merecido la pena…

TaT.- ¿Qué ideas hay sobre el futuro del montaje? ¿Hay posibilidad de gire por España?
J.L. Sixto.- Nosotros estamos deseando llevar el montaje a otros teatros fuera de Madrid y, gracias al éxito de público que estamos teniendo, también estamos buscando la forma de regresar a Madrid más adelante. Aunque aún no hay nada oficialmente cerrado, de momento todo parece indicar que aún le queda mucha vida por delante a “Excítame (El crimen de Leopold y Loeb)”. ¡Crucemos los dedos!


TaT.-Imagine que tiene que atraer a un espectador escéptico a la sala. ¿Qué le diría?
J.L. Sixto.- Si le gusta el teatro y busca una experiencia única, no encontrará otro espectáculo en la cartelera que aúne emoción, tensión, y suspense de forma más cercana al espectador. Una propuesta diferente y de calidad.

Comprar entradas para "Excítame: el crimen de Leopold y Loeb"

 

Secciones

Espectáculos relacionados

Relacionados