Llega a Madrid el Teatro de la Buena Energía

EL Teatro Gran Vía cambia de nombre y medirá la energía de los espectadores

Teatro EDP Gran Vía Smedia
Nace el Teatro EDP Gran Vía. Smedia cierra un acuerdo con la multinacional energética EDP (Energías de Portugal) para los próximos 3 años.

Desde hoy es el Teatro EDP Gran Vía. Antes conocido como Teatro de la Luz Philips Gran Vía.
El Grupo Smedia cierra un acuerdo con la multinacional energética EDP (Energías de Portugal) para los próximos 3 años.

El acuerdo no solo supone otro cambio más en el denominación del espacio escénico, sino que además incorpora un sistema para medir la energía generada por el público. Además, supone un proyecto solidario, en el que esa energía se donará a entidades sin ánimo de lucro.

Gracias a esta colaboración con el grupo Smedia, el Teatro EDP Gran Vía de Madrid se convierte en el primer teatro capaz de medir la energía de las emociones que generan los espectadores y transformarla en energía eléctrica para compartir con los demás. Lo hará mediante un sistema (un equipo acústico centralizado en una consola) que recoge la energía que se genera en la sala y la transforma en kilovatios hora que se donarán a instituciones y proyectos solidarios.

La compañía y la productora responsables del musical “El Jovencito Frankenstein”, espectáculo que actualmente se está representando en el Teatro EDP Gran Vía, serán quienes seleccionen a la primera ONG o proyecto solidario al que EDP entregará la suma de todos los kilovatios hora obtenidos en las funciones de este musical.

Cómo miden la energía que generan los espectadores

Se han instalado un elaborado equipo acústico centralizado en una consola que es capaz de captar todos los aplausos, emociones y ovaciones que nuestros espectadores emiten durante cada función.

Toda esta energía en forma de ondas acústicas quedan registradas a lo largo de la función, con lecturas en tiempo real. Como ningún público es igual a otro, cada función registrará una cantidad de energía diferente, que quedará medida y grabada. En este momento entrará en juego la matemática para convertir esa energía acústica en energía eléctrica en forma de kilovatio hora, los mismos que consumimos en nuestras casas y hogares.

Este proceso matemático, resumido de forma muy sencilla, significa usar un logaritmo que se encargue en unificar y hacer comparables los espectáculos que generan cantidades muy elevadas de energía (un musical donde la gente salta e incluso canta sin parar) con los que las generan más bajas (un ballet donde las ovaciones sólo se producen al final). De esta forma, la energía generada puede estar dentro de un mismo rango coherente para que el público pueda comparar entre distintos espectáculos, identificar qué días han tenido más energía que otros e intentar batir récords de energía.

Todos los sonidos generados en cada función (aplausos, vítores…) por los espectadores serán captados y enviados a una mesa central que recoge las variaciones en decibelios durante toda la representación, y el momento exacto en el que se producen. Esta información queda registrada a lo largo de la función con lecturas en tiempo real y al finalizar la obra se traduce la cantidad y nivel de decibelios alcanzados en kilovatios hora.

Con este patrocinio la compañía energética refuerza su compromiso con el fomento de la cultura como motor de desarrollo, así como su compromiso social con distintos proyectos solidarios.

Qué hace edp con esa energía registrada en cada función

Medir la energía que generan nuestros espectadores y compartirla con los demás. Hemos instalado un elaborado equipo acústico centralizado en una consola que es capaz de captar todos los aplausos, emociones y ovaciones que nuestros espectadores emiten durante cada función.

Toda esta energía en forma de ondas acústicas quedan registradas a lo largo de la función, con lecturas en tiempo real. Como ningún público es igual a otro, cada función registrará una cantidad de energía diferente, que quedará medida y grabada. En este momento entrará en juego la matemática para convertir esa energía acústica en energía eléctrica en forma de kilovatios hora, los mismos que consumimos en nuestras casas y hogares.

Este proceso matemático, resumido de forma muy sencilla, significa usar un logaritmo que se encargue en unificar y hacer comparables los espectáculos que generan cantidades muy elevadas de energía (un musical donde la gente salta e incluso canta sin parar) con los que las generan más bajas (el ballet donde las ovaciones sólo se producen al final). De esta forma, la energía generada puede estar dentro de un mismo rango coherente para que el público pueda comparar entre distintos espectáculos, identificar qué días han tenido más energía que otros e intentar batir récords de energía.

En EDP nos gusta definirnos como la energía de las personas. Cuanta más energía llegue a más personas, mejor. Por eso, toda la energía que los espectadores, generen en cada función en el Teatro EDP Gran Vía, se compartirá en forma de energía eléctrica con muchas más personas a través de donaciones para causas sociales a instituciones y fundaciones.

De esta forma, cada espectador, del Teatro EDP Gran Vía se convertirá en un generador de energía que compartirá con otros a través de EDP. Nace el Teatro EDP Gran Vía, el primer teatro que transformará la energía de las emociones en energía eléctrica para los demás.

EDP, la energía oficial del deporte y la cultura

En el apartado cultural, la marca EDP está vinculada a la música ya que es patrocinador del WiZink Center (Madrid), el espacio con mayor número de eventos en España y el segundo en Europa. Además, organizan uno de los principales concursos de bandas amateurs, el EDP Live Bands.

Desde 2015, la energética apoya las principales carreras populares que tienen lugar en España. Cada año apoya a las más de 200.000 personas que participan en las más de 30 pruebas con las que colabora (www.edpmaratones.es).

También ha lanzado dos de las iniciativas deportivas con mayor impacto social: compartetuenergia.com, que une a corredores con discapacidad visual con corredores guía para entrenar y participar en carreras, que suma casi 3.000 personas inscritas; y sincronizadas.com, la primera plataforma que pone en contacto a mujeres que quieren correr juntas a cualquier hora y por cualquier lugar, lo que refuerza el apoyo de la compañía al deporte femenino. La presentación de esta plataforma tuvo lugar a mediados de diciembre y suma ya más de 7.000 mujeres inscritas.

Facebook Comments
Vota este artículo