Murcia

De los diez días pasados en Murcia permanecerá en mi memoria el recuerdo de su magnífica catedral, de nombre Santa María, su rica y variada gastronomía (Altamente recomendable es el restaurante “La Alborada” donde elaboran unas riquísimas cocochas que no dejarán indiferente a los amantes del buen comer) pero sin duda el que más resistencia opondrá a desvanecerse por el paso del tiempo será el carácter tan cálido del público que durante esos diez días llenó el imponente auditorio donde actuamos.

Como ya pasara en Valladolid y también en Santander, "La Bella y la Bestia" volvió a conseguir un lleno histórico en Murcia. También en Murcia conseguimos el record de ocupación de la plaza y eso en los tiempos que corren no deja de ser sorprendente.
Sin embargo mi estancia en Murcia tuvo también su momento adverso. En una de las primeras funciones en la ciudad un desafortunado esguince me dejó en el dique seco durante cuatro días, que podrían haber sido más de no haber caído en manos de los excelentes profesionales de la mutua que Stage, la productora de "La bella y La bestia", tiene concertada para este tipo de accidentes.

La otra cara de una desgracia como esta es el tiempo que tiene uno para leer, escribir y pensar o también para poder ver el montaje en el que trabajas y apreciarlo así desde otra óptica: la del espectador.

De esta forma, como espectador, uno redescubre más el show. En este caso me sirvió para constatar que trabajar en "La Bella y la Bestia" es una suerte para cualquier actor pues esta historia, que nos enseña el campo de batalla en el que se transforma el alma humana donde las huestes del mal combaten para eliminar cualquier vestigio de bondad, por otra parte fuente inagotable de inspiración desde que el teatro es teatro, exige al los intérpretes mostrar sus emociones en cada uno de los envites que plantea el texto y en esta empresa debo decir que mis compañeros han asimilado perfectamente sus roles de forma que no sería descabellado decir que por encima de el fabuloso montaje de luces y escenografías cambiantes, es el trabajo realizado por este tremendo elenco de actrices y actores lo que ha consolidado a estas alturas el gran éxito de esta producción en gira.

La verdad que disfruté con mis compañeros como si no hubiese visto ni oído ni una sola de las escenas de este Musical.

Una vez recuperado de mi esguince me incorporé a las funciones con la intención de estar a la altura de un montaje donde desde el primer actor o actriz hasta el último de los técnicos que trabajan él rozan la perfección en su labor.

Hasta la vista Murcia. Gracias por esos aplausos tan reconfortantes y el cariño que habéis mostrado por todos nosotros.

Salud
 

Facebook Comments