No hay mejor defensa que un buen tinte

No hay mejor defensa que un buen tinte

Comedia

Sesiones:

Tras "Lavar, marcar y enterrar" llega su secuela: 'No hay mejor defensa que un buen tinte', que nació como un proyecto de investigación teatral dentro de un espacio real. ¿Y es que qué mejor lugar que una peluquería para representar una obra como esta? Aunque ninguna obra luce mejor que sobre los escenarios de un teatro. Por eso, ahora puedes disfrutar de esta surrealista comedia en el Teatro Lara.

Tras Lavar, marcar y enterrar llega su secuela: No hay mejor defensa que un buen tinte.

Fer –obsesionado con la verdad- y Martha –mentirosa compulsiva- abren una peluquería en Madrid, y contratan a Gustavo, estilista canino que busca su oportunidad con el cabello humano. Tras varias semanas sospechosamente tranquilas, el éxito llega a la peluquería y con él dos peligrosos gemelos que reclaman a Martha, su madre, el anticipo de una herencia millonaria. Fer, Martha y Gustavo –improvisados y castizos Ángeles de Charly- deberán unirse y utilizar sus diferentes habilidades para luchar contra los dos nuevos enemigos. En esta loca guerra, se permiten pelucas, tijeras y tintes. Solo el aburrimiento está prohibido.

No hay mejor defensa que un buen tinte es una comedia con “tintes” absurdos y surrealistas, a medio camino entre el sitcom televisivo y el culebrón mejicano y habitada por tres locos personajes que unas veces parecen salidos de una novela de García Márquez y otras de una película de Berlanga. La obra es parte de una trilogía sobre el secuestro. Las rancheras mejicanas, la venganza, los secuestros y las herencias son temas recurrentes en el autor a partir de los cuales nos sumergimos en un mundo con personajes que son felices víctimas de sus obsesiones y sus miedos.

Intérpretes:
Mario Alberto Díez
Fran Arráez
Carmen Navarro

Dirección y Dramaturgia: Juanma Pina
Producción: Montgomery Entertainment

Facebook Comments