Ricardo III

ENSAYOS: Estreno 16 marzo en el Teatro Compac Gran Vía


Ensayos del musical "Forever Young"

Forever Young de Tricicle
Forever Young de Tricicle

Señoras, señores, este mundo está lleno de gente de todo tipo. Blancos y negros. Ricos y pobres. Buenos y malos. Y aunque, en muchos aspectos, todos somos diferentes, lo cierto es que todos tenemos algo en común: Todos envejecemos. Y la verdad, y lo digo por propia experiencia, envejecer no es la bomba. Así que, cuando alguien os diga que hay un más allá, no le hagáis caso. El más allá está aquí. Es este. Sin ensayos, en un único plano secuencia de una sola toma. Así que no lo desperdiciéis, vivid cada momento y, por favor, no dejéis que ningún mamarracho os amargue la vida.”

Esta es la introducción del musical "forever young" que dirige Tricicle. El reparto lo compone Jacobo Dicenta, Dulcinea Juárez, Armando Pita, María Adamuz, Rubén Yuste, Edith Salazar.

¿Cómo descubrimos Forever Young?
Estábamos actuando en Oslo y paseando por la calle vimos el cartel. Automáticamente nos sentimos abducidos por el espectáculo y esa misma noche fuimos a verlo en una sala a reventar. Sin entender una palabra de noruego… quedamos fascinados con los personajes, con el trabajo de los actores y con la calidad de las versiones musicales. Al día siguiente repetimos y nada más llegar a Barcelona compramos los derechos para estrenarlo en el 2011.

¿Cómo es Forever Young?
Siete actores jóvenes se interpretan a si mismos, o a lo que serán dentro de cuarenta años, cuando estén residiendo en un asilo para artistas retirados que no se resignan a ser simplemente viejos. Un espectáculo tierno sin rozar jamás lo cursi, divertido sin caer nunca en
el mal gusto, inteligente pero para públicos de cualquier edad. Una comedia en la que se cantan (muy bien) canciones que forman parte de nuestro ADN. Una bocanada de aire fresco en el mundo del musical convencional. Un aliento de esperanza. Un canto a “vivir el día a día”.

Sobre Tricicle:
Cuenta la leyenda que el uno de Noviembre de 1979 tres estudiantes de expresión corporal decidieron entrelazar sus ilusiones para formar una compañía tan improvisada como el nombre con el que se dieron a conocer. Quiso el destino que en ese mismo tiempo y lugar se inaugurase El Llantiol, una sala de café teatro en la que forjaron un estilo directo y eficaz que les dio la confianza que todo actor tiene que tener para poder perderla.

El destino, otra vez, les concedió cuatro días en un auténtico teatro y crearon, juntando lo mejor de su escasa producción, su primer espectáculo, Manicomic. Envalentonados por lo que a ellos ya les parecía un éxito, llamaron a todas las puertas pero o no había nadie detrás o no les quisieron abrir. Al poco vino una actuación mágica en el festival de Tàrrega, una semana depresiva en el Festival de Sitges, un premio improvisado, una gira patética por
cuatro rincones de Cataluña, una temporada decisiva en el Teatro Regina, actuaciones canceladas por falta de público en Madrid, una oportuna aparición en televisión y el reconocimiento popular por un número tocado por la gracia de tres.

Y a partir de aquí, la historia empieza a repetirse con pocas variaciones: más espectáculos (no muchos, la verdad), más giras, más hoteles, más estrellas, más kilómetros, más teatros, más amigos, más países, más focos, más firmas, más manos, más las mismas preguntas y, por variar, más incursiones en terrenos que parecían alejados de sus objetivos iniciales: televisión, radio, dibujos animados, publicidad, cine, producciones, teatrales, musicales, espectáculos
olímpicos…

Y mientras tanto, disimuladamente, fueron pasando los años; celebraron la primera década como si no tuviesen que celebrar ninguna más, se les vinieron encima los quince años, se precipitaron, aunque no sean nada, los veinte, tropezaron con los veinticinco y desde hace nada sobreviven al alud de los treinta que es el número exacto de años que desata la necesidad de preguntarles más por el cómo hacen para mantenerse juntos que por el cómo
hacen lo que hacen. ¿El secreto? Llevan más de treinta años juntos y saben que apenas están empezando.

Fotografías: Ana Lecuna

Secciones

Espectáculos relacionados

Relacionados