Ricardo III

ESCENARIOS: El próximo 27 de marzo, en Madrid


La sala Biribó cierra sus puertas

La sala de teatro Biribó cierra sus puertas el próximo 27 de marzo. "La filosofía que nos llevó a abrir nuestra sala fue evitar la multiprogramación y programar de manera estable durante un mes. La fórmula es insostenible económicamente", explican Crismar López y Joaquín Navamuel, los dueños del espacio. Anuncian también que han realizado un vídeo para plasmar la realidad en datos y que lo mostrarán el 27 de marzo, coincidiendo con el Día Mundial del Teatro.

La sala Biribó abrió sus puertas el 19 de diciembre de 2014. nació de la compañía del Amanecer al revés; por ello, desde sus inicios "quisimos tener un compromiso hacia las compañías como la nuestra. Un compromiso basado en la no multiprogramación, estabilidad de un mes en cartelera, ofrecer mínimo dos días a la semana y realizar todos los montajes técnicos que exigieran los espectáculos. Estos compromisos limitan y reducen la capacidad de explotación del espacio".

Los responsables de la sala afirman que "la situación real del sector, pese a vivir una ebullición constante en la creación de salas y espectáculos, está cargada de precariedad: actores sin seguridad social y sueldo, salas que viven entre el bien y el mal para conseguir hacer frente a los gastos... El sangrante IVA cultural tampoco ayuda a espacios de aforo tan reducido. Ni las escasas ayudas y subvenciones que, además, no se conceden hasta cumplir al menos dos años de actividad". "Que con el teatro nadie se hace rico ya lo sabíamos, pero de ahí a pasar hambre no hay ni una fina línea. Tanto enero como febrero han sido unos meses de ocupación casi total en la sala y, aún así, el margen de beneficio es mínimo para nosotros y para las compañías que han representado sus espectáculos", añaden.

"Cerramos Biribó tristes pero también orgullosos de haber puesto en pie un sueño, de haber intentado, dentro de nuestras posibilidades, mejorar el sector", se despiden los impulsores del espacio.

Secciones

Relacionados