Ricardo III

ACTUALIDAD: Duro informe del Tribunal de Cuentas


Las cuentas del Teatro Real, a examen

Fachada del Teatro Real de Madrid.
Fachada del Teatro Real de Madrid.

El Tribunal de Cuentas ha detectado "importantes desviaciones" en la ejecución presupuestaria del Teatro Real durante el año 2012. Así se señala en el informe de fiscalización que ha realizado el Tribunal y que su presidente, Ramón Álvarez de Miranda, presentó el pasado martes en el Senado. En concreto, el informe señala que en 2012 los gastos previstos eran de 46,4 millones y los ingresos de 45,9 millones, pero el déficit de 500.000 euros previsto fue finalmente de cinco millones de euros.

Lo que se desprende del informe presentado por el Tribunal de Cuentas es que la desviación en el presupuesto del Teatro Real se debe a que varios de los conceptos recogidos en él estaban sobrevalorados. Es el caso, por ejemplo, de las partidas de Donaciones y legados, sobrevalorada en 120.000 euros o Caja de Taquilla y Caja de Visitas, sobrevaloradas en conjunto. El déficit se hizo especialmente pronunciado debido a que los ingresos de 2012 fueron un 18,28% inferiores a los del año anterior.

En el detallado estudio del Tribunal, que señala otras circunstancias como la "peligrosidad" de que el efectivo en caja superarse en algunas ocasiones los 200.000 euros, se anima a la adopción de medidas urgentes para evitar una situación que "puede llegar a poner en peligro la viabilidad del teatro en un futuro no muy lejano" y se aconseja "reflexionar sobre la oportunidad de abordar óperas de gran formato en el momento actual, máxime cuando, además, está atravesando una situación económica delicada y no consigue compensar su déficit con otras obras".

Otro de los aspectos que más han llamado la atención en el informe de fiscalización es el que tiene que ver con el contrato de Gerard Mortier, el que fuera director artístico del Teatro Real y que falleció el pasado mes de marzo. Según recoge el Tribunal de Cuentas, el Teatro sustituyó en 2012 el contrato de alta dirección, lo que le permitió cobrar 302.304 euros en lugar de los 132.000 euros que se habían previsto. Ramón Álvarez de Miranda, presidente del Tribunal, afirmó durante su comparecencia en el Senado que "desde una perspectiva estrictamente personal", estaba convencido de que la gerencia del Teatro Real "va a ser capaz de sacar a la institución de la actual situación económica difícil".

En declaraciones a Europa Press, el director general del Teatro Real, Ignacio García-Belenguer sostuvo que el informe del Tribunal no respondía a la actualidad sino a un análisis de 2012 y afirmó que la institución no tiene "ni un euro de endeudamiento". "Es importante dcir que actualmente el Teatro Real ha salido fortalecido y en plena viabilidad y con garantía de continuidad y funcionamiento", recalcó, puesto que, según dijo, durante estos años "se han realizado los ajustes necesarios".

Secciones

Relacionados