Ricardo III


“Pegados”, redondo como un donut

Un cartel publicitario que te expone dos donuts dorados bien espolvoreados de azuquitar por encima, es un reclamo muy difícil de pasar por alto. Seguro que todos nos hemos quedado como el título del espectáculo que anuncia, “pegados” a la foto, e invadidos por la curiosidad de saber de qué se trataba. Que el teatro esté en el centro, siempre es a la vez un aliciente para organizar una salidita completa pasando antes a degustar uno de esos superbocadillos de calamares que hacen en la calle Postas, redonditos y brillantes, para ir ambientándose.

Y con la tripa llena nos dispusimos a redondear el día dejándonos seducir por esos tiernos bollitos circulares llenos de colesterol, hundidos en las sillas azules de la sala Arenal, donde se vive el teatro casi en familia. Un habitáculo pequeñito, cuatro actores, un piano, y una camilla de hospital a la que llega una pareja que se ha quedado pegada durante el acto sexual. Surrealista, como todo lo que ocurre desde que aparece en escena una joven y ruda enfermera que a grito de mando militar pone firme al más pintado. Ella canta, -excelentemente-, él canta. Se empastan sus voces, de fondo el piano, una armonía perfecta. Las letras de las canciones, divertidísimas, como el texto del diálogo de Ferran González, y la música es tan pegadiza como el resultado del infortunio que motiva el espectáculo. Dos amantes desconocidos, situaciones sorprendentes, risas, bailes… bueno, o algo parecido. ¡Es todo una locura! Pero una locura sana, fresca, y actual, para gente de hoy. Mi madre, de la época de “Cuéntame”, se echaría las manos a la cabeza y le saldrían los colores.

A mis amigos de facebook les diré que no se pierdan este espectáculo redondo y jugoso todo él, que merece la pena ver. Sobre todo por el trabajo de Xènia Reguant, sexi y encantadora, y Ferran González, cautivador. Por la comicidad chocante de Gemma Martínez y las buenas manos al piano de Joan Miquel Pérez.

Y al final cuando repaso el reparto en el flyer que nos dieron a la entrada, donde dice que hay pases especiales a 18 euros, me sorprendo al ver el nombre de Víctor Conde en la dirección artística, y entiendo que si ya nos dejó en su día atrapados en “La Ratonera, hoy nos haya vuelto a dejar “Pegados” al asiento con este estupendo nuevo trabajo.

Secciones

Espectáculos relacionados

Relacionados