Ricardo III


Surge 2015: un balance. Declaraciones completas

  • Actualidad
  • 11/05/2015 : 13:30
  • Daniel Ventura
  • 262 Visitas

En el reportaje "Surge 2015: las salas hacen balance" no cabían todos los comentarios de los responsables de salas y teatros que han atendido a Teatro a Teatro. Pero no queríamos prescindir de ellos, así que te los ofrecemos aquí, íntegros y organizados en torno a las tres preguntas sobre las que giró nuestra conversación con ellos:

1. ¿Cómo ha funcionado en cuanto a afluencia de público y taquilla?
2. El año pasado hubo quejas en cuanto a la organización. ¿De qué manera se ha organizado este año, en cuanto a presupuestos y selección de obras?
3. ¿Qué pros y qué contras crees que tiene la muestra?

Borja Vera-Sala Tú

1. Nuestro balance es muy bueno, al igual que el año pasado. El año pasado, por ejemplo, estrenamos “El legado de Don Juan”, que luego estuvo nueve meses programada. Y este año hemos estrenado otra obra suya, “¿Quién mampara?” que también está funcionando muy bien. De hecho, hemos ampliado fechas. Además, estrenamos “Aurora Teatro” y estamos muy contentos con la respuesta tanto del público como de la crítica. Por eso, nuestro balance es muy positivo: hemos descubierto propuestas interesantes y estamos llenando casi todos los días.

2. Este año la muestra se ha organizado mucho mejor. El año pasado se pagó la novatada. Natalia (Ortega) y Alberto (García) [comisarios de la muestra] idearon una estructura muy buena que luego los políticos, que no saben de arte, se encargaron de echar un poco por tierra pidiendo cambios y cambios de última hora. Además, el año pasado la programación era abrumadora, yo no sabía ni dónde tenía mi sala, jejeje. Algunas críticas no las entendí y a los dos les llovieron palos injustos, porque Surge no nació como sustituto de ningún otro festival, sino como muestra para la Comunidad de Madrid. Pareció eso tan típico de que alguien tiene una iniciativa y unos cuantos protestan por protestar...

3. Como pros, que viene bien para que algunas compañías pongan en pie su trabajo y que siempre es positivo que se preste algo de atención a estas salas alternativas que están un poco dejadas de la mano de la Administración, en una especie de limbo legal, pero en las que se trabaja mucho y se hacen las cosas legalmente. La verdad es que no le veo ninguna contra, porque todo lo que sea ayudar me parece bien, venga de quien venga. Lo único quizás es que este año los medios se han hecho menos eco de la muestra.

Pury Estalayo- Co-directora de Teatro Tyl Tyl

1. Nosotros estamos contentos. Por la calidad de la propuesta que estrenamos en el marco de la muestra y porque hemos atraído al público joven, uniendo el teatro con la educación, que es algo ue nos interesa mucho. Han venido grupos organizados de Universidades e institutos y hemos cumplido los objetivos que nos habíamos marcado. Además, se habian organizado actividades paralelas que también han funcionado muy bien.

2. Yo no he participado en esas críticas, asi que ni me hago eco de ellas ni me hago des-eco. Cada profesional tendrá su manera de verlo. Nosotros participamos en la pasada edición y no encontramos que fuese ningún caos. Y aún siendo buena la experiencia del año pasado, creemos que este año ha ido aún mejor.

3. El pro es muy importante: que se posibilita, que se abre un cauce para que se muestre lo que están haciendo los creadores jóvenes y se apoya a espacios escénicos que están luchando por salir adelante. Como creadora veterana y corresponsable de una sala consolidada, esto me parece fundamental y es un “pro” tan importante que de alguna manera está por encima de esas cuestionas en las que habrá que seguir trabajando y en las que seguro que se seguirá trabajando.

Ángeles Bouzas-Teatro del Arte

1. Surge 2015 ha funcionado un poco en la línea del teatro: no demasiado bien. Hay un exceso de programación y a pesar de que se ha reducido respecto al año pasado, sigue habiendo demasiada. Si echas un vistazo al libro de programación, que está muy bien hecho, es aturullador.

2. Lo que ocurre es que Surge es un festival muy joven. No podemos esperar que, en dos años, sea ya un festival ideal. La cuestión es que dure, que se vayan mejorando las cosas año a año y dentro de cinco o seis años será un señor festival. La organización ha mejorado respecto al año pasado, pero somos las propias salas las que tenemos que hacer examen de conciencia y recapacitemos.

Sabemos las cosas con tiempo y lo suyo es que empecemos a trabajar ya para saber qué vamos a programar el año que viene y por qué vamos a apostar. No vale con coger los 1000 o 2000 eurillos y levantar una producción barata. Tenemos que apostar por la calidad y tener mayor cuidado en la selección.

3. El pro es que económicamente nos viene muy bien, tanto a las salas pequeñas como a las compañías pequeña. Además, si conseguimos que dure, será un instrumento de proyección enorme para estos espacios y las compañías. La pega: la multiprogramación, que de alguna manera abrumamos al espectador. Y que no hay público para tanta oferta: no es que no haya gente que quiera ir al teatro, es que a la gente le han destrozado el bolsillo y 12 euros, ahora, es mucho dinero.

Ángel Málaga-Espacio Labruc

1. En nuestra sala ha ido muy bien. Los tres espectáculos que hemos programado en el marco de Surge han tenido muy buena acogida y han llenado casu todas las funciones. El público, como ya pasó el año pasado, es en su mayoria el habitual de la sala. Pero este año hemos observado que habia más gente nueva, que se acercaba a la sala porque había visto por alguna vía lo de Surge.

2. De estrenar 100 espectáculos a estrenar 50 y de que participen 50 salas a que participen 20, creo que ha habido un cambio significativo, y a mejor, claro. El año pasado fue un encargo de la Comunidad de Madrid y se hizo todo un poco a la carrera; este año, en cambio, se ha meditado mucho más la participación. Y económicamente, para las compañías, también ha sido mejor.

3. El mayor pro que tiene una muestra como Surge es dar visibilidad a los espacios pequeños que estamos peleando todo el año para salir adelante. ¿Y la mayor contra? Pues que solamente dura un mes. Que es cierto que durante un mes se pone el foco en nosotros y en lo que hacemos y se logra que gente que no nos conoce llegue a nuestros espacios y se sorprenda de lo que encuentra en ellos, pero un mes no es suficiente para arreglar el problema y cuando acaba la muestra sigue la pelea, cada sala con sus problemas.

Gabriel Molina-Teatro La Usina

1. En nuestra sala, Surge ha funcionado muy bien. Tanto en cuanto a público como en la calidad de las cuatro propuestas. El riesgo de una muestra como esta es que se de un poco de precipitación en la creación, pero las cuatro obras tenían detrás procesos de investigación y han funcionado bien. De hecho, las cuatro van a prorrogar fuera del Festival.

2. Personalmente, creo que sí, que la organización ha mejorado. En la primera edición hubo que inventar muchas cosas y hubo que dar forma a una estructura que permitiese que la muestra saliese adelante. Se trataba de no dejar pasar una oportunidad. En esta segunda edición, por lo menos en nuestro caso, las cosas se han hecho con mucho más tiempo y la financiación ha mejorado, tanto para las salas como para las compañías.

3. Lo que creo que Surge tiene más a favor es esto: la mayoría de festivales suelen traer compañías del exterior, y eso hace que sean propuestas muy interesantes. Pero no existía en la Comunidad de Madrid una iniciativa que apoyara de modo directo a las salas y compañías pequeñas que trabajan todo el año para sostener el teatro en Madrid. Esa carencia es la que viene a cubrir Surge. La muestra tiene otro punto a favor, y es que las obras programadas deben ser estreno. Eso es un incentivo para que las compañías se pongan a trabajar y pone en marcha procesos creativos interesantes. Es verdad que se podría trabajar con mayor financiación, pero este punto a favor es clave, porque ¿adónde irían las compañías emergentes, algunas muy interesantes, sin las salas pequeñas? A ningún lado.

Miguel Torres-Teatro Lagrada

1. Bien, aunque de modo irregular. Lleno pleno en algunas funciones y media entrada en otras. El balance es bueno.

2. Creo que ha mejorado claramente. La organización ha trabajado intensamente. Quizás la propuesta haya sido demasiado ambiciosa y les ha obligado ha realizar un mayor esfuerzo.

3. Mantiene la herencia recogida de "Escena Contemporánea" que permite a creadores exponer trabajos de calidad, y ayuda al movimiento alternativo a estar presente en la escena madrileña. En contra, quizás un cierto "barroquismo" en la propuesta y organización.

Álvaro Moreno-Nave 73

1. A nivel de taquilla, muy bien. Apostamos por cuatro montajes de importancia y la verdad es que la gente ha respondido bien. Además, hemos visto mucha gente nueva, muchas caras desconocidas y, quizás también por las propuestas, en las que había experimentación pero también rasgos comerciales, hemos visto a gente que iría a un teatro comercial viniendo a una sala alternativa. El balance es muy positivo.

2. El año pasado fue una hostia pero sirve para aprender. Y este año, lo mismo. Hay cosas que no estaban bien pero hay otras que están bien. Lo que está claro es que está mucho mejor que el año pasado. Se ha dado menos visibilidad al comienzo y a la inauguración de la muestra en pro de una publicidad más continua, más de insistencia, con el libro y las diferentes acciones, que creemos que es mucho más interesante para las salas. A nivel organizativo, sigue siendo una muestra sobredimensionada y desde nuestra sala seguimos apostando por una reducción de la progamación. Porque eso se traduciría en una mejora de presupuesto para las compañías para hacer cosas más cubiertas.

3. El gran pro de Surge es evidente: dar visibilidad a un movimiento underground o alternativo que forma parte de panorama cultural de la ciudad y que acaba llegando a la sociedad a través de muestras y festivales como éste. Nuestra sala es joven y no nos preocupa si Surge vino a sustituir otras cosas que se acabarían por las causas que fuera. La necesidad de hacer visible todo esto que hacemos durante todo el año es importantísima. ¿Como contras? Pues que somos muchas salas y por lo tanto siempre va a haber muchas opiniones. Y, sobre todo, el tamaño. Reduciéndola se podría hacer que la muestre refleje mucho mejor el riesgo, la búsqueda artística que es característica de esta muestra. Pero se trata de seguir avanzando.

Almudena Montero-Teatro del Barrio

1. Nosotros tuvimos dentro del surge "Una ficción sobre la realidad", de Alberto San Juan, "El deseo de Elisa" y "Anónimas". Y la verdad es que las tres han estado flojas en cuanto a público y taquilla. 

2. Yo no llevaba la comunicación en el teatro el año pasado, pero creo que este año ha funcionado algo mejor

3. En cuanto a los "pros", creo que es una gran iniciativa en general, muy positiva para impulsar el teatro en general, positiva para las salas, y buena para el público. Y en cuanto a los contras, pues creo que debe de ser muy complicado coordinar a todas las salas, comunicar tantos espectáculos y tan variados tiene que ser dificilísimo, pero el esfuerzo que se ha hecho ha sido enorme, y lógicamente, cada año saldrá mejor.

Emi Caínzos-Bululú 2120

1. Ha habido movimiento de gente. Como sala, cuando tenemos un estreno, no atraemos a tanto público como el que va viniendo después, pasada la primera fecha. Y con motivo de Surge, sí hemos notado que venía algo más de gente. En cualquier caso, lo que más sigue funcionando es que viene el público tradicional de la sala.

2. Este año ha habido menos salas y eso también ha hecho que disminuya la programación. En esta edición, se ha mejorado el catálogo de las funciones, que el año pasado era muy lioso, y se ha homogeneizado la presentación de las obras, cosa que ha estado bien. Además, ha habido más movimiento de redes. El año pasado hubo mucha confusión en cuanto al presupuesto. A los organizadores de la muestra les habían pedido que fueran sensibles a todo lo que hubiese y no había un criterio claro sobre cómo repartir. ¿Qué hicieron entonces? Pues tomar el número de butacas como baremo. Para este año, han cambiado el baremo porque se han dado cuenta de que el número de butacas no es la clave. Con el cambio, nosotros por ejemplo hemos recibido algo más. Mi resumen: que la organización va a mejor, pero que el resultado de algo como esto no lo tienes en un año ni en dos. Es tarea de todos seguir trabajando.

3. El pro de Surge es que es una ayuda a las salas pequeñas que trabajan mucho durante todo el año y que, durante un mes, tienen la taquilla solucionada. Pero sobre todo es bueno para las compañías, que son las que crean y las que invierten por delante su trabajo y su dinero para poner en pie sus montajes. Con Surge recuperan de alguna manera la inversión. Además, el festival debería ser una oportunidad para que las salas trabajemos juntas.

Secciones

Relacionados