Ricardo III

ESTRENOS: El 17 de marzo, en Madrid


"Written on Skin" en el Teatro Real

"Written on Skin", una de las obras maestras de George Benjamin, llega el próximo 17 de marzo al Teatro Real de Madrid. Lo hace en una función única, semiescenificada y dirigida por el propio compositor, al frente de la prestigiosa Mahler Chamber Orchestra. Barbara Hannigan, la soprano y directora de orquesta para la cual el compositor escribió el papel de Agnès, encabezará el reparto en Madrid, junto con Christopher Purves, que estrenó junto a ella el exigente rol de Protector.

Partiendo de la brutal leyenda provenzal del cœur mangé, el protagonista masculino es un déspota, ególatra y maltratador que contrata a un joven iluminador de manuscritos para que glose su vida y hechos en un pergamino (una de las acepciones de Skin, en el título). Su sumisa y silenciosa esposa persuade al joven para que la muestre tal y como es en su narración, adquiriendo vida y voz a través del libro, hasta descubrir sus pensamientos, emociones, instintos y sucumbir a la atracción fatal que sobre ella ejerce el mancebo. Trastornado por el odio y el despecho, el Protector asesina al joven amante, le extrae el corazón y se lo sirve a su esposa, que después de degustarlo se suicida, sin que su verdugo pueda asesinarla y saciar así, verdaderamente, su ansia de venganza.

Así, detrás de la brutalidad de la leyenda se esconde una crítica feroz a temas tan candentes y sensibles en la actualidad como la violencia de género, la opresión, la ignorancia, la propaganda o la megalomanía; y también una reflexión profunda y transversal sobre la búsqueda de identidad, el erotismo, la inseguridad, los instintos animales y tantos temas de hoy y de siempre que se entremezclan en una trama tan intensa como perturbadora.

Desde su estreno mundial en 2012, esta versión semiescenificada se ha presentado en varios teatros de Europa y Estados Unidos con excelentes críticas y localidades agotadas, poniendo en entredicho el divorcio entre el público y la creación lírica actual. El secreto de este éxito radica, quizás, en la unión casi orgánica entre el inquietante texto del dramaturgo inglés Martin Crimp (Dartford, 1956) y la música de George Benjamin: su partitura proyecta y multiplica la transcendencia emocional del drama con una escritura vocal endiablada y personalizada, a lo largo de una hora y cuarenta minutos con sorprendentes momentos de ensoñación, furor, suspense, éxtasis, rabia, o sensualidad, sin decaer jamás la tensión dramática.

Secciones

Relacionados