¿Por qué Simoncelli?

Daniel Diges

El año pasado en toda la campaña antes de Eurovisión tuve una experiencia muy especial, yo no era seguidor de las motos pero creo que ese día me hice amante de las motos. TVE me invitó a las motos GP en Jerez. Mi chica y yo fuimos como una promo más, pero cuando llegamos allí todo cambió. Se crea como una pequeña ciudad al rededor de todo el circuito, es como una gran familia, los corredores van de un lado a otro con sus vespinos. Las caravanas las convierten en casas, restaurantes, zonas de descanso…, cada marca tiene su espacio, su caravana, su gente.

Me metieron en la parrilla de salida en el momento en el que se colocaban todos los corredores para salir, visité la caravana donde se retransmitía la carrera, me dió una vuelta en su moto el gran Randy Mamola, y pasé mucho miedo, pero fué una experiencia única. Me pusieron toda la equipación y me pasó algo que no me esperaba cuando iba dirección a la pista: dejaron de cantarme algo pequeñito y me empezaron a pedir, sobre todo extranjeros, autógrafos creyendo que era Simoncelli…. Desde ese día me empecé a interesar por este chico, me hacía gracia nuestro parecido razonable, sobre todo en el pelo, y veía algunas entrevistas que hacía, me caía muy bien, me gustaba su forma de vivir su fama de una forma desenfadada. Hoy por hoy cuando me ven italianos o gente que no tiene ni idea de quien soy me siguen llamando "Simoncelli" cuando voy sin mis gorras.

El 23 de octubre cuando me desperté, encendí la tele y lo primero que ví fueron las imágenes de como moría en el circuito, inevitablemente me quedé en estado de shock, me recorría un estado de pena por mis venas y de preguntas, 24 años por Dios!!! Cuando pasan cosas así te das cuenta que de un día para otro te puede pasar a ti, que nos pasamos el día pensando en que vamos a hacer mañana, como ganar más dinero o como ser más felices y no nos damos cuenta que la felicidad está en que estamos vivos y que somos afortunados por ello y que la felicidad no la tienes que esperar, está en el lugar en el que te encuentras en este momento y que la creas tú con tu forma de pensar y de ser y que realmente no importa si la gente cree que eres un perdedor o un ganador, que estás gordo o delgado, eso es superficial y el infeliz es el que se plantea eso cuando te mira o mira a su alrededor y no se mira su ombligo.

Anoche me acosté oyendo mis canciones del disco que sacaré en breve y se me pasaban mil preguntas por mi cabeza: ¿funcionará? ¿Se venderá bien? ¿Habrá gente que no le guste o me juzguen? Si gusta …¿habrá otro disco? ¿¿¿Me dejaran de cantar “Algo pequeñito” por la calle, si tengo la suerte de que entre una de las canciones en la radio o anuncio???

Hoy pienso que está siendo tan satisfactoria la experiencia de grabarlo que sea lo que dios quiera, lo importante es que estoy vivo, que tengo conmigo todos los días a lo más grande que tengo en mi vida y le veo crecer, mi hijo, que mi chica me quiere y yo a ella, etc…Y realmente es ahí donde está mi felicidad, aquí sentado escribiendo esto para todos los que os apetece leerlo. Y lo que haga después no sé lo que será, ni si llegará, entonces…¿Para que preocuparme?

Vídeo del día de Dani Diges en el circuito, y los comentarios de su parecido con Simoncelli.

 

Facebook Comments