Santander

Santander es como un buen vino lleno de matices. A priori sorprende su paisaje lleno de contrastes. El verde del follaje de los árboles contra el cielo gris que se extiende sobre esta tierra, lejos de darle un aspecto triste, explota en una sensación de paz y bien estar al unirse en a línea del horizonte con el Cantábrico, tan azul como la sangre de los reyes, tal vez porque en su momento el Rey Alfonso XIII tomó la capital cántabra como residencia veraniega, inunda toda la estampa de calma paz celestial.

Por supuesto la cocina es uno de los activos de esta bella ciudad. La cantidad de variantes de cocido que se ofrecen en los restaurantes Santanderinos hace especialmente atractivo el lugar para los que como yo adoramos el deporte del puchero y la cuchara. Así pues es de imperiosa obligatoriedad comerse un cocido montañés en cualquiera de los lugares donde se ofrece este manjar hecho a base de legumbre, verduras y carne de cerdo.

Por todo esto y porque el Palacio de Congreso nos acogía con los brazos abiertos con prácticamente todo el papel vendido la estancia en Santander fue como un sueño breve en donde destacaría dos puntos clave: El Palacio Magdalena, con una de las estampas más bellas que se puedan contemplar en nuestro país y el centenario Casino de la ciudad tan imponente como su real concepción.

La estancia en Santander tuvo otro detalle digno de ser mencionado: "La Bella y la Bestia" pulverizó los índices de audiencia en la historia del Teatro de la capital cántabra. Algo así nos llena de satisfacción y de orgullo, especialmente por el periodo de crisis en el que este hecho se produce.

Por ello no podemos hacer otra cosa que agradecer a los santanderinos y las santanderinas que hayan confiado en nuestro montaje y nos hayan arropado de una forma tan calurosa. Es muy gratificante trabajar para un público volcado en el trabajo que haces.

Así que me llevo un grato recuerdo de esta magnífica ciudad, por su paisaje arrebatador, por su cocina para paladares selectos y por el calor que desprenden los santanderinos cuando se sientan en las butacas de un teatro, aunque éste sea tan grande como el Palacio de Congresos.

Salud amigos

Os dejamos un vídeo sobre los ensayos y la producción de "La bella y la bestia" realizado por Joguar.tv

 

Facebook Comments