Centro Cultural Federico García Lorca de Ingenio

¿Solo yo culpable?

Dos mujeres cruzan sus vidas en un centro penitenciario. Ambas sienten un gran vacío entre los barrotes de su celda. Un curso de teatro y un monitor, interpretado por Joaquín Fernández, van a ser la clave en la cárcel para que las dos mujeres ahonden en sus vidas marginales.