Crónica de una casa real…