Érase una vez… la ópera