Lluís Pascual

Concha Velasco recibe la placa de manos de José Luis Alonso de Santos.

Una Academia sin rigideces

La Academia de las Artes Escénicas distinguió a sus primeros diez Miembros de Honor en un acto sencillo, desprotocolado, amable y divertido.